¿Cómo instalar fuentes en Windows?




Sin duda alguna, una de las maneras más simples y eficaces de que un documento quede bien elaborado y claro, más allá por supuesto de su contenido, es el diseño, y en ello tiene mucho que ver el tipo de letra, es decir la tipografía que usamos para formatearlo.

Sin embargo, muchos usuarios sólo utilizan las fuentes o tipos incluidos en Windows, que si bien son excelentes y están perfectamente diseñadas, lo cierto es que siempre son las mismas, y cualquier trabajo que realicemos con ellas termina siendo aburrido y la mayoría de las veces desluce el trabajo realizado en el mismo.

Descargar e instalar fuentes

Es por ello que es fundamental el uso de fuentes distintas a las proporcionadas por Windows, y precisamente de ello trata este artículo, en donde encontraremos como instalar fuentes en el sistema y dónde conseguir las mejores tipografías de forma gratuita y sin problemas legales.

Para instalar fuentes en Windows, lo primero obviamente es obtenerlas. En este sentido, existen miles de sitios en Internet dedicados a catalogar y ofrecer fuentes gratuitas, tanto para usar en forma personal como comercial, destacándose entre ellos 1001 Fonts, Font Squirrel y Abstract Font, sólo por nombrar unas pocas.

Descargar una fuente

Paso 1: Accedemos a cualquiera de los sitios mencionados y elegimos el tipo de letra que más nos guste. Luego simplemente presionamos sobre el botón “Download” o similar en el sitio. A continuación, nos desplazamos hasta la carpeta en donde se descarga lo que bajamos de Internet, usualmente “Descargas”.

Descargar e instalar fuentes

Paso 2: Una vez que hemos localizado la fuente que acabamos de descargar, es bastante seguro que tengamos que descomprimirlas, lo que podemos hacer fácilmente mediante WinRAR o cualquier otra herramienta de este tipo.

Paso 3: Cuando ya tenemos fuente descomprimida, es momento de instalarla, cosa que podemos hacer de dos maneras diferentes.

Descargar e instalar fuentes

La primera de ellas es la más sencilla, ya que sólo debemos hacer un par de clics, sin embargo, no nos permite tener un control inteligente de las fuentes que instalamos en el sistema. En cambio, con la otra manera podemos saber que fuentes ya tenemos instaladas y otros detalles que cuando la colección de fuentes se agrande podremos apreciar.

La forma sencilla

La forma sencilla de instalar fuentes en Windows consta de dos pasos. El primero de ellos es seleccionar la fuente, y el segundo paso es pulsar con el botón derecho del ratón y seleccionar la opción “Instalar”.

Descargar e instalar fuentes

A partir de este punto ya estaremos en posición de utilizar esta fuente en cualquier documento.

La forma más completa

Abrimos el Panel de Control y pulsamos sobre “Apariencia y personalización”, luego de ello pulsamos sobre “Fuentes”.

Descargar e instalar fuentes

Ahora, lo único que resta es arrastrar la nueva fuente y esperar a que se instale.