¿Cómo preparar el ambiente para trabajar con nuestra PC desde casa?




Se tiende a pensar que quienes pasan muchas horas utilizando la PC en su hogar van acumulando a su alrededor desperdicios de comida, montones de papeles, discos y elementos que no utilizan generando grandes montañas de mugre. Esta imagen está grabada en el inconsciente colectivo tras ser una de las permanentes referencias en series de televisión, como es el caso de Los Simpson, o la memorable escena de Parque Jurásico.

Lo cierto es que en los últimos años Internet se ha transformado en una nueva oportunidad laboral, y es por ello que hoy muchas personas en todo el mundo se dedican a producir todo tipo de contenidos para publicar en la red de redes, y esto es precisamente lo que ha hecho que Internet sea una verdadera fuente para evacuar casi cualquier tipo de duda.

Trabajar desde casa

Precisamente, si nos dedicamos a trabajar en casa con nuestra computadora, más allá de nuestra profesión u oficio, debemos poder disponer de un ambiente adecuado para llevar a cabo el trabajo de forma eficiente, sin distracciones y sin que se vuelva algo tedioso.

Trabajar desde casa

Entonces lo que nos rodea es fundamental, por eso a continuación te contamos algunos de los puntos a tener en cuenta para la correcta disposición del ambiente laboral en nuestro hogar.

Lo primero que debemos hacer es elegir el espacio en base a una serie de condiciones, es decir preferentemente utilizar para ello un ambiente que posea ventanas, aunque no demasiadas, por las cuales pueda ingresar aire fresco y luz.

Luego de haber elegido el lugar, es importante que comencemos a prepararlo, para lo cual comenzaremos con las paredes, las que se recomienda pintar en tonos pastel que permiten la refracción de luz y transmitan calma. No es conveniente pintar los muros de colores fuertes, y en el caso de los tonos suaves también debemos evitar utilizar por ejemplo verdes pastel, ya que son tonalidades más recomendadas para los dormitorios.

Trabajar desde casa

En este caso lo mejor es elegir algún tono en la gama del celeste o el gris, siempre en su versión más pastel, ya que son colores que además de ser suaves a la vista y transmitir tranquilidad, nos permiten crear un ambiente laboral con un aspecto productivo.

Otro de los puntos que debemos tener en cuenta al elegir el ambiente es evitar aquellos lugares de la casa donde haya acumulación de humedad o polvo, como así también evitar las temperaturas extremas entre el calor y el frío, por lo que debe estar acondicionado de manera adecuada.

Los especialistas sostienen que alrededor de 20 grados es la temperatura ambiente ideal para trabajar, no sólo para nosotros sino también para los equipos, por lo que no debemos descartar la posibilidad de invertir en un caloventor adecuado.

Trabajar desde casa

La sonoridad del ambiente también es un tema esencial, por lo que debemos evitar aquellos lugares de la casa que están directamente comunicados a la calle, ya que si vivimos en una cuadra transitada es muy probable que los ruidos externos condicionen nuestro desenvolvimiento laboral.

Otro aspecto importante es la iluminación del lugar, y en este aspecto debemos tratar de evitar el uso de tubos fluorescentes, ya que los mismos producen un “pestañeo” constante, casi imperceptible pero muy molesto para la vista.

Una vez preparado el ambiente, será el momento de introducir en él nuestra herramienta de trabajo, es decir la PC. En este punto es muy importante que podamos disponer de un escritorio en el cual podamos colocar cómodamente todos los equipos, periféricos y elementos que necesitamos para trabajar diariamente.

Trabajar desde casa

Cuando esto ya haya sido resulto, entonces debemos elegir cuidadosamente la disposición de la computadora dentro del ambiente, teniendo en cuenta el espacio para movernos con comodidad, como así también que la PC no esté cerca de fuentes de calor, como pueden ser estufas o artefactos de calefacción.

Además, debemos evitar ubicar la pantalla de la PC frente a una ventana, ya que esto puede provocar que el reflejo del sol nos dificulte la visualización de la misma. Tampoco debemos ubicar la pantalla delante de una ventana, debido a que esto puede ocasionarnos molestias en la vista. Lo ideal es que las ventanas se encuentren a los lados del lugar donde estamos trabajando.

Recordemos que es sumamente importante tener en cuenta las pautas de ergonometría para disponer de la pantalla, el teclado y el mouse sobre el escritorio.

Trabajar desde casa

Por último nos restará evaluar si mientras trabajamos deseamos escuchar música, y en este caso es conveniente adquirir un juego de auriculares de buena calidad, y tener siempre disponible y a mano nuestra colección de música en la PC.