Instalar antivirus: ¿Es necesario?




La respuesta a si es realmente necesario instalar un antivirus en la computadora es un misterio para casi todos los usuarios, fundamentalmente debido a la gran cantidad de información que estos usuarios pueden encontrar en Internet, que muchas veces suelen producir más confusión que aprendizaje.

Sin embargo, existen una serie de pautas a tener en cuenta para deducir la respuesta, aunque podemos adelantar que en la actualidad dejar a nuestra computadora sin la protección de un antivirus es definitivamente una locura, por más que tomemos todas las precauciones posibles.

¿Es necesario instalar un antivirus?

Podría pensarse que si tomamos todas las precauciones adecuadas para navegar por Internet o copiar archivos a la computadora a través de pendrives o tarjetas de memoria, es decir si creamos una especie de círculo seguro, nada nos va a pasar, pero lamentablemente siempre puede ocurrir que nos descuidemos por un segundo, y adiós nuestra seguridad y nuestros datos.

Esto significa que aún si desconectamos la computadora de Internet siempre corremos riesgos de infectarnos con malware u otras amenazas, que pueden provenir de archivos de imágenes, audio o de cualquier otro tipo, aun los que menos pensamos que podrían darnos este tipo de problemas.

Entonces, la respuesta más corta a si es necesario instalar un antivirus es un rotundo sí, ya que no podemos estar 100% a todo momento tomando tantas precauciones, ya que descuidaríamos nuestro principal trabajo para pasar a ser una especie de policía de virus, con la consiguiente pérdida de productividad.

En este contexto, es absolutamente necesario instalar un antivirus, ya que el mismo interceptará todas las amenazas que nos acechan sin que nosotros tengamos que hacer otra cosa que instalarlo.

¿Qué antivirus instalar?

Una de las quejas que más repiten los usuarios es que los antivirus suelen ser pesados y muy intrusivos, es decir que consumen muchos recursos del sistema mostrándonos ventanas de informes, recordatorios y demás, más aun cuando se trata de antivirus gratuitos, los que  no pararán de sugerirnos comprar todo tipo de artículos o de aconsejarnos pasar a la versión paga del mismo.

Es por ello que una de las alternativas más interesantes al momento de elegir un antivirus para instalar en nuestra computadora es Windows Defender, que aunque muchos lo rechacen, es una de las mejores herramientas disponibles en la actualidad para la lucha contra virus y malware.

Este rechazo en la mayoría de los casos no tiene fundamentos, ya que procede del pensamiento equivocado que asegura que un antivirus debe ser pesado y arrastrar toda la computadora con él para ser bueno.

Windows Defender consume pocos recursos del sistema, se actualiza diariamente, es moderno, efectivo, rápido, y además no es para nada intrusivo, de hecho las pocas notificas que muestra el programa es cuando realmente detecta algo sospechoso. También es completamente gratuito y está disponible para las versiones de Windows desde XP.

Sin dudas la mejor alternativa al momento de pensar en instalar el mejor antivirus para nuestra computadora. En el caso de que ya tengamos otro antivirus instalado, te sugerimos que lo desactives por un tiempo y pruebes Windows Defender, que seguro no te desilusionará.

¿Cómo instalar un antivirus?

Salvando el caso de Windows Defender, que en las versiones más modernas de Windows viene preinstalado en el sistema, los demás antivirus en el mercado deben ser descargados e instalados por nuestros propios medios.

Para ello, lo único que tenemos que hacer para instalar un antivirus en nuestro sistema es elegirlo, acceder a la página del desarrollador, seleccionar el adecuado a nuestro sistema, descargarlo y luego instalarlo.

Esto último es básicamente el mismo procedimiento que en las demás aplicaciones de Windows, es decir hacer doble clic sobre el ejecutable, y pulsar sobre el botón “Siguiente” cada vez que el sistema lo solicite.

En este pinto debemos ser cuidadosos, ya que muchos antivirus nos ofrecerán la posibilidad de instalar otros programas, por supuesto sin que nos demos cuenta de ello. Es decir que si no desactivamos esas opciones dicho software se instalará en nuestro sistema.