¿Cómo saber quién está conectado a mi WiFi?




Las redes WiFi son quizás la forma más sencilla de intercomunicar equipos y dispositivos para que puedan compartir todo tipo de recursos entre ellos, desde impresoras y unidades de almacenamiento hasta archivos como documentos de texto, imágenes y demás. Hasta incluso la conexión a Internet.

Asimismo, las redes Wi-Fi son la forma básica para que los dispositivos móviles como celulares, computadoras portátiles y tablets tengan acceso a Internet para navegarla o usar las redes sociales. Este acceso a Internet, como sabemos, es distribuido por las ISP, también conocidas como “Proveedoras de Servicios de Internet”, las cuales obviamente nos cobrar por este servicio, el cual muchas veces es bastante caro.

Precisamente este último punto empuja a muchos usuarios a intentar obtener conexión a Internet gratis, valiéndose de numerosos trucos que pueden llegar a tener bastante éxito, ya que al contrario de lo que mucha gente piensa, hackear una conexión WiFi es relativamente sencillo, sobre todo si somos usuarios descuidados con la seguridad.

Si la posibilidad de que nos estén robando la conexión a Internet nos preocupa y queremos hacer algo al respecto para no sufrir sus consecuencias, entonces lo mejor que podemos hacer es leer este artículo completo, en donde aprenderemos a reconocer si nos están robando WiFi, quién está conectado y también cómo hacer para desconectar al ladrón de WiFi de nuestra red  lo más rápido posible.

¿Cómo saber si me están robando mi WiFi?

Una de las primeras advertencias que tendremos en el caso de que alguien esté robándonos nuestra conexión a Internet es la lentitud que observaremos para hacer cualquier tarea relacionada con la red. Si notamos que las páginas web están pesadas, o incluso hasta descargar una imagen se vuelve una tarea lenta, entonces es posible que estemos siendo víctimas del robo de WiFi.

Otro factor que también nos puede dar una idea certera de que nos están robando WiFi es que la conexión sea intermitente en determinados momentos del día, es decir que la calidad de la misma se vea interrumpida. Si no podemos atribuir este problema a un factor técnico de cableado o hardware, es una señal inequívoca de que están robando nuestra conexión a Internet.

También podremos saber con seguridad si somos víctimas de un ladrón de WiFi cuando las luces indicadoras de WLAN del nuestro router no dejan de parpadear, aunque todos los dispositivos inalámbricos con que contamos en nuestro hogar se encuentren apagados o desconectados de WiFi.

Asimismo es posible detectar a un ladrón de WiFi mediante la comprobación, a través del acceso al router, de cualquier equipo desconocido que esté conectados a nuestra red, como lo podremos ver más abajo.

¿Cómo saber quién está conectado a mi WiFi?

Maneras de saber quién está conectado sin nuestro permiso a la red WiFi existen muchas, sin embargo, la forma más sencilla de saber quién nos está robando WiFi es mediante el router. Para acceder a esta información en el router, abrimos nuestro navegador favorito, que pude ser Chrome, Edge, Firefox, Safari u Opera, ingresamos la dirección “192.168.1.1” en la barra de direcciones, introducimos el nombre de usuario y contraseña en caso de que se nos solicite, y finalmente nos desplazamos hasta el apartado “Wireless” y luego a “Wireless Statistics”. Cabe destacar que estos nombres pueden variar dependiendo de la marca y el modelo del router.

En este apartado podremos ver todos los dispositivos que están conectados al router en ese preciso momento. Cabe destacar que para que el procedimiento tenga éxito, debemos apagar todos los dispositivos inalámbricos que poseemos, salvo por supuesto el aparato desde el cual estamos haciendo el análisis. Si aparecen otros dispositivos conectados, claramente significa que hay un ladrón robándonos nuestra conexión a Internet.

En el caso de que no podamos acceder al router mediante el navegador, debido a que no conocemos el nombre de usuario o la clave, y no hayamos podido encontrarla en Internet, podemos hacer uso de una aplicación llamada “Microsoft Network Monitor”, la cual básicamente nos permitirá saber si tenemos ladrones de WiFi en la red, pero sin liarnos con las múltiples pestañas de configuraciones del router.

Si lo deseas, puedes descargar “Microsoft Network Monitor” en forma gratuita pulsando sobre este enlace.

¿Cómo desconectar a alguien de mi WiFi?

Si hemos comprobado fehacientemente que tenemos intrusos en la red Wi-Fi, seguramente desearemos hacer algo para evitar este problema. En este sentido, la mejor solución posible es emplear el mismo router para impedir la entrada a cualquiera que quiera robarnos la conexión a Internet.

Para ello debemos acceder al panel de administración del router y configurar los filtros MAC, que aunque parezca una tarea difícil, es bastante sencilla de llevar a cabo.

Paso 1: Ejecutamos el navegador y en la barra de direcciones ingresamos la IP del router, la cual generalmente es “192.168.1.1”.

Paso 2: Accedemos al mismo introduciendo el nombre de usuario y la contraseña. En este punto, por lo general las claves para el acceso son “admin” para el nombre de usuario y “admin” también para la contraseña. En el caso de que estás no funcionen, podemos intentar buscando el nombre de usuario y contraseña para nuestro router específico en Internet.

Paso 3: Una vez que hemos accedido al panel de administración de nuestro router, debemos desplazarnos hasta el apartado en donde se encuentre el filtrado MAC, el cual puede estar en los ítems “Security”, “WLAN” o “Wireless”, siempre dependiendo del modelo y marca del router.

Paso 4: Cuando ya estamos en este apartado, podemos denegarle el acceso a cualquier dispositivo mediante las herramientas que aquí se encuentran.

Cabe destacar que también mediante el filtrado MAC es posible que sólo le demos acceso a nuestros dispositivos, con lo cual nada podremos evitar la conexión de cualquier extraño.

Sin embargo este procedimiento, a pesar de la excelente seguridad que brinda a la hora de bloquear celulares y otros dispositivos para que no nos roben Internet, tiene algunas aristas negativas, como por ejemplo que las visitas que tengamos en casa no puedan conectarse a nuestra red para usar Internet, salvo que las agreguemos al listado de dispositivos permitidos.