¿Qué diferencias hay entre un fondo de pantalla y un salvapantallas?




Tanto el fondo de pantalla como el salvapantalla, más conocido como protector de pantalla, son dos elementos que han sido pensados e incluidos en nuestro sistema operativo con el propósito de mejorar la experiencia de uso del mismo.

En los sistemas operativos actuales se incluyen ambos tipos de características, y en el caso del fondo de pantalla se utiliza a menudo como estandarte de la versión del SO que representa. Un ejemplo de ello es el fondo de pantalla “Bliss”, inconfundible sello de Windows XP, o el fondo de pantalla “Andromeda Galaxy” en Mac.

La diferencia fundamental entre ambas características son que mientras el papel tapiz, fondo de pantalla o wallpaper, los tres nombres utilizados para definir la imagen que se usa para decorar el escritorio, siempre está presente, el protector de pantalla sólo se ejecuta cuando dejamos la computadora sin utilizar durante un tiempo determinado.

Diferencias entre wallpaper y salvapantallas

Los sistemas operativos modernos incorporan una variedad de fondos de pantalla y protectores de pantalla, todos de gran calidad y específicamente creados o fotografiados para la versión específica del SO, pero también podremos utilizar cualquier fondo de pantalla o protector que nos plazca.

En este punto tenemos que tener en cuenta algunos aspectos de seguridad con relación a los protectores de pantalla, ya que al ser la mayoría de los que podemos encontrar en Internet archivos ejecutables, pueden contener algún tipo de software malicioso, por lo cual tendremos que poner especial cuidado con los que descargamos e instalamos en nuestro equipo.

No sucede lo mismo con los wallpapers o fondos de pantalla, ya que son simplemente imágenes, salvo en el caso de que vengan empaquetados y comprimidos, donde también hay que prestar atención.

Consideraciones acerca de los fondos de pantalla o wallpapers

Como mencionamos, se puede utilizar cualquier imagen como fondo de pantalla, siempre y cuando cumpla con ciertos requisitos que tienen más que ver con lo estético que con lo técnico.

Diferencias entre wallpaper y salvapantallas

Si la imagen que hemos seleccionado para utilizar como fondo de pantalla es más chica que la resolución que ofrece el monitor, esta será estirada de forma automática hasta encajar con el tamaño del dispositivo, lo que se traduce primero en una imagen distorsionada, y lo que es peor, se pixelará de tal manera que el resultado sobre nuestro escritorio será decepcionante.

Es por ello que una imagen para usar como fondo de pantalla siempre debe tener como mínimo la misma resolución que el monitor que poseemos, es decir que si el dispositivo ofrece 1920×1080 de resolución, la imagen deberá tener el mismo valor, lo que nos garantizará una imagen sin distorsiones y con la máxima calidad de visualización.

Protectores de pantalla: Herencia del pasado

Los protectores de pantalla, también conocidos como “Salvapantallas” son parte de una tecnología pasada, ya que fueron desarrollados con el fin de evitar que los monitores CRT (Tubos de rayos catódicos) se desgastasen prematuramente, pero gracias a que la tecnología en monitores ha avanzado, los protectores de pantalla son utilizados meramente con propósitos estéticos.

Diferencias entre wallpaper y salvapantallas

En la actualidad, tanto el sistema operativo de Apple, MacOS, o Windows, incluyendo todas las variantes de Linux incluyen un pack con este tipo de características.