¿Qué es SATA?




Cualquiera que alguna vez haya usado una computadora sabe que en su interior se aloja una de las piezas más importantes de su funcionamiento, el disco duro. Este elemento tiene la tarea fundamental de almacenar tanto los datos y documentos que producimos con la PC, pero además aloja el sistema operativo, sin el cual nuestro equipo podría ser útil para realmente poco.

Esta pieza de hardware, que tiene sus orígenes en la segunda mitad de 1950, básicamente se conforma de una controladora, una serie de platos magnéticos, un brazo que recoge los datos almacenados en los mencionados platos, motor y poco más, sin embargo, su funcionamiento es mucho más complicado de lo que podría parecer. Tan sólo teniendo en cuenta que existen múltiples interfaces, IDE, SATA, SAS, SCSI, FC y USB, sólo para comunicarse con la motherboard, nos da una pista de lo complejo que este dispositivo es.

Qué es SATA

Básicamente, Serial ATA o SATA (Serial Advanced Technology Attachment) es una de estas interfaces de transferencia de datos entre la motherboard y los distintos dispositivos de almacenamiento que tenemos instalados en nuestra PC. En este artículo conoceremos las ventajas de SATA, la más utilizada en los discos duros modernos.

SATA

Hasta no hace muchos años, la interface estándar para la comunicación de datos de discos duros y lectoras de CD/DVD era PATA, también conocida como IDE, sin embargo esta norma tenía serios inconvenientes tales como la limitada extensión de cables que se podían utilizar, unos 46 cm, lo que hacía muy difícil resolver el tema de la ubicación de discos y lectoras dentro del gabinete.

Además presentaba otro problema, y era que no permitía un flujo de aire correcto, cosa que se resolvió parcialmente con cables redondeados, sin embargo el mayor problema era el de la tasa de transferencia de datos, unos 133 Mb/s.

Qué es SATA

La llegada de SATA

Serial ATA (SATA) llegó al mercado a principios de 2000 con muchas novedades, y rápidamente se convirtió en el estándar, debido fundamentalmente a la velocidad de transferencia de datos que podía alcanzar: 150 Mb/s. En la última versión de SATA, esta tasa de transferencia máxima ha sobrepasado este límite, llegando hasta los 600 Mb/s.

Sin embargo, la velocidad de transferencia no es la única ventaja de SATA, ya que además permite un menor consumo de corriente, la conexión en caliente, es decir mientras el equipo está en funcionamiento, y la sin dudas mejor característica: SATA elimina la necesidad de configurar el disco como “Master” o “Esclavo”, lo que permite que cualquier usuario con al menos un mínimo de preparación pueda instalar un disco duro sin problemas.

Qué es SATA

Asimismo, incorporó otra importante novedad: un nuevo tipo de cable, diseñado específicamente para ofrecer menos resistencia al flujo de aire y ser mucho más fácil de montar. Este cuenta con 7 pines, y se pueden alcanzar longitudes de hasta un metro.