administrador tareas windows 10

¿Cómo sacar provecho del administrador de tareas de Windows?

El llamado Task Manager, en español “Administrador de Tareas”, que incluye el sistema operativo Windows consiste básicamente en una práctica y útil función con la que cuenta el sistema operativo de Microsoft, y que en líneas generales nos ofrece la posibilidad de obtener una visualización general de lo que están haciendo las aplicaciones en nuestra PC y los recursos consumidos por los procesos utilizados en cada tarea.

Si bien la mayoría de los usuarios de Windows suele utilizar el Administrador de Tareas por lo general para localizar a aquellos programas y procesos que pueden estar ocasionando que la computadora se cuelgue o se desenvuelva de manera lenta e inestable, lo cierto es que el Task Manager de Windows puede sernos de gran utilidad para otros procedimientos.

Todo sobre el Administrador de Tareas

Precisamente aquí te contamos cuáles son los usos que le podemos dar al Administrador de Tareas de Windows para sacarle el máximo provecho a esta funcionalidad. Es importante tener en cuenta que lo que mencionamos a continuación funciona en las versiones de Windows 8.1 y Windows 10.

Ejecución del Administrador de tareas

Existen diversas formas de iniciar el Administrador de Tareas de Windows, aunque la más conocida, y también la más utilizada por la mayoría de los usuarios, suele ser pulsar el atajo de teclado compuesto por las teclas CTRL + ALT + SUPR, y luego dentro de las opciones que nos muestra el sistema, seleccionamos con el mouse “Administrador de tareas”.

Todo sobre el Administrador de Tareas

No obstante, para ahorrarnos algunos pasos al ejecutar el Task Manager, podemos pulsar la combinación de teclas CTRL + SHIFT + ESC, y de esta forma ya que este es el acceso directo al Administrador de Tareas.

Para los que prefieren utilizar el mouse en vez del teclado, podemos recurrir a hacer un clic con el botón derecho del mouse sobre la barra de tareas de Windows, y en el menú desplegable pulsamos en la opción “Administrador de Tareas”.

Todo sobre el Administrador de Tareas

Para los que gustan de la vieja escuela y les agrada utilizar la consola de comandos, es posible acceder al Task Manager pulsando las teclas de Inicio de Windows + R, escribir el comando “taskmgr” y por último pulsar Enter.

Todo sobre el Administrador de Tareas

Finalizar procesos

Cuando notamos que nuestra PC muestra un mal desempeño o directamente se cuelga, lo más recomendable es acceder al Administrador de Tareas para analizar cuál es el proceso que está consumiendo los recursos de la computadora.

Para ello, en el Administrador de Tareas nos dirigimos a la pestaña “Procesos”, y sobre aquel proceso que se encuentre consumiendo muchos recursos hacemos clic con el botón derecho del mouse, y en el menú desplegable pulsamos sobre la opción “Terminar tarea”, de esta forma se cerrará por completo el programa que esté causando el problema.

Todo sobre el Administrador de Tareas

También podemos acceder a la información de dicho proceso antes de cerrar el programa, para lo cual seguimos los pasos anteriormente mencionados, pero en esta ocasiones pulsamos sobre la opción “Ir a Detalles”, para poder acceder a datos referidos a dicho proceso.

Lo siguiente será volver a hacer clic en el proceso, y elegir la opción “Analizar cadena de espera”. Esto nos permitirá visualizar si en realidad existe otro proceso que está retrasando el proceso que se encuentra colgado, y de esta forma podría llegar a descubrir que el problema no está siendo causado por el programa que creíamos que era el culpable.

Todo sobre el Administrador de Tareas

Problemas con el Explorador de Windows

Puede llegar a sucedernos que lo que se cuelgue no sea un programa en particular, sino que notemos que no responde la barra de tareas y las carpetas, o bien Windows deja de funcionar por unos instantes. Si aguardamos unos minutos, veremos que Windows nos informará que ha dejado de funcionar el Explorador de Windows, conocido como explorer.exe, y por ende será reiniciado.

Cabe destacar que el Explorador de Windows es el programa subyacente que maneja la mayor parte de lo que conocemos como “ventanas”. Lo cierto es que si nos encontramos frente a esta situación, podemos optar por no esperar, sino solucionarlo de forma más inmediata.

Todo sobre el Administrador de Tareas

Para ello, cuando el equipo no responde iniciamos el Administrador de Tareas y nos dirigimos a la pestaña “Procesos”, luego nos desplazamos en la lista hasta encontrar el proceso del “Explorador de Windows”, hacemos clic con el botón derecho del mouse sobre él y seleccionamos la opción “Reiniciar”.

Inmediatamente notaremos que la barra de tareas y las carpetas que hasta ese momento se encontraban abiertas se cerrarán, y segundos después volverán a aparecer.

Búsqueda de carpetas de programas

Cuando necesitamos por distintos motivos encontrar en el disco rígido una carpeta perteneciente a un programa determinado, no siempre lo ideal es utilizar el método tradicional de búsqueda de archivos y carpetas, sino que lo más sencillo y rápido es hacerlo a través del Administrador de Tareas.

Para ello, en el Task Manager nos dirigimos a la pestaña “Procesos”, y nos desplazamos hacia abajo hasta encontrar el nombre del programa o proceso del cual necesitamos hallar la carpeta en cuestión.

Todo sobre el Administrador de Tareas

Una vez que lo encontramos, pulsamos sobre él con el botón derecho del mouse y seleccionamos “Abrir ubicación del archivo”, y veremos que rápidamente se desplegará la carpeta del programa.

Evaluar el desempeño de forma frecuente

El Administrador de Tareas de Windows no sólo es útil para finalizar los procesos que ralentizan a la PC y poder rastrear aquellos programas que generan inconvenientes en el rendimiento del equipo.

Además de ello, el Administrador de Tareas es una interesante y útil herramienta para estar al tanto y poder evaluar el desempeño de la computadora de forma frecuente, ya que desde su ventana podemos observar si por ejemplo un programa en particular se encuentra acaparando demasiados recursos, o bien comprobar si ya es hora de ampliar la memoria RAM o cambiar el disco rígido de nuestra PC.

Todo sobre el Administrador de Tareas

Para realizar este tipo de evaluaciones, sólo es necesarios iniciar el Administrador de Tareas y dirigirnos a la pestaña “Rendimiento”, desde donde podremos visualizar el uso del procesador, el uso de la memoria, del disco rígido, de la red que nos conecta a Internet, y demás.

Ahora bien, si deseamos obtener más datos, entonces lo que debemos hacer es realizar los pasos antes mencionados, y luego pulsar sobre el enlace “Abrir el monitor de recursos”, el cual encontraremos en la parte inferior de la ventana.

Todo sobre el Administrador de Tareas

Una vez desplegada la ventana del Monitor de Recursos, podemos entre otras cosas hacer clic en cada uno de los gráficos que se muestran en el lado izquierdo de la ventana, para poder obtener más detalles sobre un sistema en particular, y desde aquí poder ver lo que se encuentra haciendo el procesador y la rapidez con la que se está ejecutando, como así también la cantidad y el tipo de memoria RAM que tiene nuestro equipo, ver el tamaño del disco rígido, la velocidad de la red, las direcciones IP, y demás.

Búsqueda de procesos en Internet

Si deseamos obtener más información acerca de un proceso determinado, en el Administrador de Tareas de Windows pulsamos con el botón derecho del mouse sobre el proceso en cuestión y en el menú desplegable pulsamos en la opción “Buscar en línea”, con lo cual se abrirá en el navegador web los resultados sobre dicha búsqueda.

¿Cómo personalizar el Administrador de Tareas en Windows 10?

Como bien sabemos el llamado Task Manager, en español Administrador de Tareas, es una herramienta que incluye el sistema operativo Windows a través del cual podemos analizar los procesos que se encuentran llevando a cabo los programas que están corriendo en nuestra PC.

Además nos brinda información interesante sobre parte del hardware de la computadora, incluyendo valores relacionados a la memoria RAM, al disco rígido, a la conexión a Internet, entre otras cosas, y es desde allí desde donde podemos interrumpir aquellos procesos del software que están generando problemas en el rendimiento del equipo.

Personalizar Administrador de Tareas

Una de las excelentes incorporaciones que Windows ha hecho en las últimas versiones del sistema operativo, incluido Windows 10, es la posibilidad de que como usuarios podamos realizar una serie de configuraciones sobre el Administrador de Tareas, con lo cual podemos personalizarlo para obtener los datos que más nos interesan.

A continuación te presentamos algunas de las más interesantes configuraciones que puedes realizar sobre la herramienta:

Personalizar Administrador de Tareas

Una de las cosas que podemos hacer en el Administrador de Tareas de Windows 10 es añadir más columnas de información a la pestaña “Procesos”, para lo cual debemos pulsar con el botón derecho del mouse sobre el encabezado de la columna, donde dice “Nombre”, y se desplegará un menú en el cual podemos añadir nuevas columnas de datos que incluyen tipo, estado, editor, nombre del proceso, línea de comando y demás.

Es importante tener en cuenta que esta puede ser información que nos puede llegar a resultar realmente útil, por ejemplo el poder conocer el “Nombre del proceso”, con lo cual en dicha columna podemos visualizar el nombre real del proceso, que se muestra como “nombre.exe”, con lo cual podemos identificar fácilmente a aquellos programas que podrían estar mostrando datos falsos, como por ejemplo virus.

Personalizar Administrador de Tareas

Por otra parte, en el caso de la columna “Editor”, que también es ciertamente útil, nos provee información acerca de quién es el desarrollador del programa, con lo cual también podemos visualizar de esta forma aquel software que proviene de una empresa que no reconocemos.

Por otro lado, dentro del Administrador de Tareas de Windows 10 también podemos optar por visualizar el consumo de recursos de cada proceso en porcentajes o en valores, y lo mejor de todo es que lo podemos configurar por recursos, es decir memoria, disco y red.

Personalizar Administrador de Tareas

Para ello debemos repetir el procedimiento antes mencionado y pulsar en el ítem “Valores de recurso”, y allí elegir valores o porcentajes para cada uno de los recursos, entre los cuales se encuentra la Memoria RAM, el disco rígido, y la red.

Poder ver los recursos consumidos en porcentajes es sumamente útil sobre todo para poder detectar aquellos programas que por ejemplo utilizan demasiada memoria y por ende generan ralentización en el desempeño de nuestra PC.