paneles solares

Los usos más frecuentes de la energía solar

Dentro de las aplicaciones más frecuentes que en la actualidad podemos encontrar en relación al uso real de la energía solar se incluyen básicamente la alimentación y la optimización de la calefacción y refrigeración de viviendas, como así también es utilizada para la iluminación y demás, siendo uno de sus principales características el hecho de que no requiere de conversión a electricidad.

Uno de los aspectos más destacados en el uso de la energía solar, además de tratarse de un recurso natural y renovable, reside en que este tipo de energía nos permite lograr un importante ahorro económico cuando reemplazamos la electricidad convencional por este tipo de sistemas, por ejemplo para la iluminación de nuestra casa.

Usos de la energía solar

En este aspecto, hay que tener en cuenta que si la conversión de la energía solar en electricidad proporciona una fuente de energía limpia y renovable, la cual puede ser utilizada en múltiples aplicaciones reales y concretas y el costo de su producción es prácticamente irrisorio, lo cierto es que la creación e instalación de equipos para la recolección, conversión y almacenamiento de la energía solar es bastante costoso, motivo por el cual aún no es utilizada a escala masiva.

Usos de la energía solar

Sin embargo, a pesar de que la creación e instalación de un sistema de energía solar puede resultar en la actualidad un tanto costoso, lo cierto es que se trata de una inversión con un excelente retorno, ya que con el paso del tiempo el poder reemplazar la energía eléctrica tradicional por la energía solar se vuelve realmente rentable.

Claro está que debido a que la energía solar no puede ser utilizada de la misma forma que la energía eléctrica convencional, ya que requiere de su almacenamiento para ser luego utilizada de manera específica, es decir para usos esenciales, este tipo de energía aún no puede ser aplicada para alimentar varios aparatos eléctricos durante un largo período de tiempo.

Usos de la energía solar

Por tal motivo, en muchos casos las aplicaciones de energía solar en la actualidad suelen implican dispositivos individuales, que por lo general poseen sus propios paneles solares incorporados, como por ejemplo las lámparas solares que muchas personas ya han comenzado a utilizar en sus jardines y parques de sus hogares, las cuales poseen un pequeño panel solar de recolección individual, y almacenan la energía durante el día, para luego utilizarla por la noche, con la ayuda de un dispositivo o sensor del tipo fotocélula.

Cabe destacar que los equipos de energía solar se clasifican en dos grandes grupos: por un lado el equipo térmico que produce calor, y por el otro el equipo fotovoltaico, también conocido como células fotovoltaicas, que son las que producen electricidad.

Usos de la energía solar

En este sentido, es importante destacar que el principal equipo de energía solar es el que genera la electricidad, es decir la célula fotovoltaica, que también suele ser llamada célula solar, la cual utiliza semiconductores de silicio que absorben la energía de las ondas de la luz, para luego convertirlas en energía eléctrica.

¿Qué es la energía solar?

A partir de la segunda mitad del siglo XX el hombre comenzó a preocuparse por el planeta y el medio ambiente, y dentro de esta preocupación se comenzaron a desarrollar diferentes tecnologías innovadoras, algunas de ellas dedicadas a la posibilidad de implementar energías renovables, siendo una de las más destacadas la energía solar.

Pero lo cierto es que no fue hasta mediados de la década de los noventa el momento en el cual se comenzó a trabajar fuertemente en el desarrollo de plataformas concretas para la utilización de la energía solar, y aún hoy continúan los desarrollos en pos de buscar las formas más adecuadas para la fabricación de paneles solares que impliquen menores costos de manufactura, con el fin de poder en un futuro cercano hacer de estos elementos productos que estén al alcance de todos.

Qué es la energía solar

Junto con ello, los gobiernos de casi todo el mundo han adoptado en las dos últimas décadas políticas de apoyo a las energías renovables, lo cual sin lugar a dudas ha permitido que en los últimos años se acreciente de manera exponencial el desarrollo de la energía solar.

Qué es la energía solar

Ahora bien, ¿qué es realmente la energía solar? A grandes rasgos podemos decir que la energía solar es una fuente de energía alternativa, la cual consiste en el aprovechamiento de la radiación electromagnética emitida por la luz del sol, que luego es transformada en corriente eléctrica.

Al mismo tiempo, cabe destacar que las diferentes tecnologías solares suelen ser clasificadas en dos categorías generales, las tecnologías pasivas y las activas, las cuales básicamente se diferencian de acuerdo a la forma en que la energía se captura, se convierte y se distribuye.

En este sentido, dentro del tipo de tecnologías solares activas se incluyen el uso de paneles solares y colectores solares térmicos, mientras que dentro de las tecnologías solares pasivas se hallan diferentes mecanismos relacionados a la arquitectura bioclimática.

Qué es la energía solar

En la actualidad, los métodos más conocidos para la captación de energía solar suelen ser los sistemas elaborados con un conjunto de paneles solares y baterías de almacenamiento. De esta forma, los paneles solares, ubicados estratégicamente, son los encargados de recoger la luz radiante del sol, que luego es almacenada en las baterías. Por supuesto que además la energía que se recolecta con los paneles puede ser utilizada también en tiempo real, sin necesidad de almacenarla.

La energía solar recolectada y transformada en corriente eléctrica hace posible el funcionamiento de los más diversos equipos electrónicos, es decir que este tipo de sistemas puede ser perfectamente utilizado en lugares de trabajo, centros de salud, domicilios particulares y demás.

Qué es la energía solar

Lo cierto es que el uso de la energía solar aún no ha logrado la masificación en el mundo debido a los altos costos que poseen los sistemas de recolección y almacenamiento de la energía, ya que los panales solares aún son caros de construir e instalar.

Es por ello que hoy podemos encontrar por ejemplo viviendas en las cuales se ha aplicado un sistema de energía híbrido, es decir que integra el uso de la energía solar junto con la energía tradicional, es decir la que es suministrada por una red eléctrica tradicional.

Qué es la energía solar

En estos casos, el sistema híbrido se instala de forma tal que la vivienda en cuestión no se vuelve completamente dependiente de la energía solar, sino que la utiliza cuando está disponible y para determinados usos, con lo cual se minimiza notablemente el consumo de electricidad tradicional, y al mismo tiempo con un conjunto de baterías de almacenamiento, es posible utilizar la energía solar cuando falla la red eléctrica local.