que es domotica

Domótica doméstica: Casas Inteligentes

Con el objetivo de buscar mejorar la estilo de vida de las personas, desde hace años ya los científicos abocados al desarrollo de nuevas tecnologías aplican sus descubrimientos no sólo en ámbitos tan imprescindibles como la salud, sino que también lo hacen en torno a poder crear elementos que le permitan a los seres humanos disfrutar de la vida.

En este concepto que busca la comodidad constante de las personas, se han desarrollado un sinfín de sistemas tecnológicos automatizados que han sido con los años aplicados a distintos campos, primero en el ámbito laboral, para volver más eficiente y eficaz los procesos de manufacturación y de comercialización, y luego para la vida cotidiana en el hogar.

Esto ha permitido que hoy no sólo podamos disponer de un smartphone, un vehículo con computadora, o televisores que responden a nuestra ordenes de voz, sino que también ya es una realidad las llamadas casas inteligentes, que brindan un sinfín de posibilidades al tecnificar y automatizar nuestro entorno frecuente.

Aquí precisamente te contamos cómo es que funciona la domótica en el hogar, cuáles son sus alcances, y en líneas generales cómo funcionan las casas y los edificios inteligentes.

Domótica en el hogar

Antes de adentrarnos en las fantásticas ventajas que poseen las casas inteligentes, debemos tener algunos conceptos básicos sobre la domótica. En principio, debemos señalar que el término domótica proviene de la conjunción de la palabra en latín “domus”, que significa casa, y la palabra griega “tica”, que significa “automática”.

En función de ello, podemos mencionar que a grandes rasgos la domótica en el hogar es precisamente una tecnología que permite la creación de controles automatizados para los hogares. También conocida como sistema hogareño inteligente, la domótica incluye en su concepción el hardware y el software necesarios para operar, y en conjunto conforman el sistema de domótica en el hogar, convirtiendo este en una casa automatizada.

La casa inteligente

Debido a la construcción del sistema de domótica en el hogar, una casa inteligente puede llegar incluso a ser controlada en su totalidad a través de la simple pulsación de un botón, ya que lo cierto es que por intermedio de los sistemas de automatización, una vivienda puede estar por completo conectada a través de un controlador central, lo que la convierte en una casa inteligente.

Precisamente, el controlador central funciona dentro de una casa inteligente como una especie de control remoto, que el usuario puede utilizar para activar o desactivar las distintas funciones que incluye el sistema, como por ejemplo para controlar el uso de la luz, la temperatura del ambiente, el sistema de seguridad, el stock de insumos, la programación de rociadores y demás.

En definitiva, cuando un sistema de domótica en el hogar se encuentra aplicado correctamente, este sistema se integrará sin inconvenientes convirtiendo al hogar en una casa inteligente, es decir automatizada y que funciona por sí misma.

A través del uso de sensores ubicados en lugares estratégicos del hogar, y junto al sistema de control que mencionamos, una casa de vuelve inteligente y esto significa que no sólo le brinda una verdadera comodidad y confort a quienes habitan en ella, sino que también la domótica en el hogar sirve a los efectos de lograr una mayor eficiencia en el uso de los recursos hogareños.

Al permitirnos controlar de forma automatizada cuestiones tales como evitar el uso desproporcionado de energía, prevenir el exceso de riego en los jardines, mantener la temperatura de las habitaciones de forma constante, una casa inteligente también significa una notable reducción en los gastos. Además, una casa inteligente sigue operando independientemente de si quienes la habitan están o no en el hogar.

No debemos olvidar aquí que además del ahorro que representa todo ello, la automatización del hogar también es una forma de disponer de una plataforma que ofrece a los usuarios la posibilidad de disponer de un completo sistema de vigilancia, lo cual proporciona una sensación de seguridad a quienes habitan en dicha vivienda.

Por otra parte, el sistema de domótica en el hogar es una plataforma ideal para aquellas personas que poseen distintas discapacidades, ya que pueden controlar a través de este sistema de automatización diferentes funciones y acciones que de otra forma les sería muy complicado realizar.

Por supuesto que además de todas estas funciones más que útiles, una casa inteligente sirve también para brindarle a sus usuarios lujo, comodidad y entretenimiento, lo que al final puede hacer que las personas se vuelvan realmente dependientes de la tecnología para las tareas de la rutina diaria, algo que aún para muchos es criticable.

Edificios inteligentes

Se denominan Smart Buildings o edificios inteligentes a distintas estructuras edilicias que hacen uso de sistemas automatizados para controlar, como su nombre lo indica de forma automáticamente, desde las operaciones de la construcción de dicho edificio, y luego aspectos tales como la calefacción, la ventilación, la iluminación, la seguridad y demás, es decir del mismo modo que una casa inteligente pero a mayor escala.

Para ello, los edificios inteligentes hacen uso de sensores y microchips a través de los cuales se recopilan los datos sobre los cuales se controlan luego los diferentes aspectos de los sistemas inteligentes que poseen estos edificios.

Se trata en definitiva de edificios conectados, que gracias a los sistemas de domótica permite obtener diversas ventajas, ya que mejoran la fiabilidad y el rendimiento de los activos, reduciendo el consumo de energía, y al mismo tiempo permiten optimizar los espacios y minimizar el impacto medioambiental de los edificios.

Debido a ello, en la actualidad cada vez existen mayor cantidad de edificios inteligentes en el mundo, principalmente utilizados como edificios de oficinas, centros de salud, hospitales, centros educativos, estadios y demás.

Cabe destacar que si bien actualmente no existe una norma que indique con estándares cómo debe conformarse un edificio inteligente, lo cierto es que la mayoría de los existentes tienen en común la integración, es decir que en ellos se ha aplicado la llamada tecnología inteligente para estar conectados y a través de la plataforma actuar de manera automática ante los diferentes eventos.

En definitiva, gracias al enorme avance que ha habido en los últimos años en el campo de la domótica en el hogar, hoy no sólo podemos encontrar casas inteligentes, sino que también esta domótica ha sido aplicada para la construcción de edificios inteligentes, e incluso ciudades, como la que planea construir Google en un futuro cercano.

¿Qué es domótica? ¿Para qué sirve?

Imaginémonos que nos despertamos una mañana de invierno y sin levantarnos de la cama podemos decirle a nuestra casa que realice determinada acción, como subir la calefacción, preparar el café o comenzar a reproducir nuestro programa favorito de radio.

Imaginémonos esa misma situación pero además que a través de un simple control programable, logremos que en nuestro hogar sucede todo eso incluso algunos minutos antes de que despertemos.

Esos son algunas de las funcionalidades que nos puede brindar la domótica, que sin lugar a dudas nos puede proporcionar un mejor y cómodo estilo de vida, y si bien algunos sistemas más complejos de este tipo aún se encuentran en desarrollo, lo cierto es que ya existen en el mundo casas inteligentes que utilizan la domótica para ello, claro está que el costo es aún prohibitivo para el consumidor común.

Te invitamos a recorrer este artículo donde te contamos a grandes rasgos qué es y para qué sirve la domótica, como así también cuáles son las aplicaciones de domótica más comunes en la actualidad y algunos ejemplos puntuales de esta fascinante plataforma.

¿Qué es domótica y para qué sirve?

Cuando se habla de domótica, en líneas generales el término se refiere a las plataformas que incluyen la creación de controles automatizados para los hogares, es por ello que a la domótica también se la conoce como los sistemas de casas inteligentes.

Para ello, la domótica incluye elementos de hardware y de software, que dan lugar al posible desarrollo de plataformas personalizadas, es decir que pueden ser construidas de acuerdo a diversos aspectos, incluyendo las necesidades puntuales de los usuarios que van a utilizar el sistema.

Lo cierto es que la domótica posee grandes ventajas, ya que al tratarse de un conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de la vivienda, permite entre otras cosas lograr un real ahorro energético, mejorar el acceso a elementos por parte de personas con discapacidades, incluye la posibilidad de aportar un sistema de seguridad con vigilancia automática y demás.

Tengamos en cuenta que a través de la domótica se optimiza la gestión de dispositivos, con lo cual cualquier actividad que necesitemos realizar, ya sea de nuestro trabajo o de entretenimiento, puede ser desarrollada con total comodidad y acceso inmediato.

No es de extrañar entonces que con los años, cada vez más se incluya la domótica durante el diseño y construcción de las viviendas, ya que en definitiva lo ideal es poder disponer de un sistema que ya esté integrado a la edificación, lo cual hace que esta plataforma sea más barata de instalar y de mantener, y si bien este tipo de sistemas de automatización pueden ser agregados a casas ya existentes, lo cierto es que el costo en este caso es superior.

Aplicaciones de domótica

Desde hace años la domótica ha sido aplicada a diferentes ámbitos, en principio relacionados al campo científico, pero lo cierto es que gracias al constante avance de la domótica, hoy es posible que cualquier persona en el mundo pueda convertir su vivienda convencional en una verdadera casa inteligente, y volverla así por completo automatizada.

El sistema de domótica en un hogar pueda contralarse sin inconvenientes a través de paneles de control centralizado, que se incorporan a la casa, como así también utilizando computadoras, e incluso dispositivos portátiles como tablets y smartphones.

Claro está que en el caso de disponer de un panel de control integrado, lo cierto es que las aplicaciones de domótica a las cuales accede el usuario son mucho más amplias, ya que esto le permite utilizar la red con equipos remotos, brindando de esta forma mayor comodidad, incluso poder dar órdenes a distancia, es decir indicarle a nuestra casa inteligente una determinada tarea cuando no nos encontramos en nuestro hogar.

Uno de los aspectos esenciales de la domótica reside en que la red de control del sistema domótico se integra con la red de energía eléctrica, y al mismo tiempo se coordina con el resto de redes con las que tenga relación, entre las que se incluye la telefonía, la televisión, las tecnologías de la información y demás.

De esta forma, podemos entre otras cosas disponer en nuestro hogar de un completo y seguro sistema de seguridad, mantenernos comunicados todo el tiempo, alcanzar una accesibilidad increíble, lograr un verdadero confort en nuestra vida diaria gracias a la programación de eventos cotidianos, y al mismo tiempo hacer posible un considerable ahorro de energía.

Ejemplos de domótica

Como hemos visto, la domótica es principalmente un conjunto de tecnología que se aplican para lograr que una casa pueda ser inteligente, y esto por supuesto tiene una relación directa con el significado del término domótica, que proviene de la conjunción de la palabra latina “domus”, que significa “casa”, y la palabra griega “tica”, que significa “automática”.

Por ende, entre algunos de los ejemplos de domótica más frecuentes que podemos encontrar en la actualidad uno muy claro son las luminarias hogareñas que se encienden de forma automática cuando los sensores detectan que alguien ha ingresado en la habitación.

Estos sistemas de iluminación incluso permiten en muchos casos controlar los niveles de luz dependiendo del momento del día, con lo cual es posible lograr un verdadero ahorro de energía.

Asimismo, las plataformas domóticas son utilizadas actualmente para controlar el clima dentro de las casas, es decir utilizando sensores que permiten determinar la temperatura real en el interior de la misma, y por consiguiente ajustar los niveles de calefacción del hogar.

Uno de los ejemplos de domótica más interesantes son aquellos sistemas relacionados al ámbito de la seguridad, ya que a través de este tipo de plataforma es posible crear un esquema que incluya vigilancia, bloqueo de puertas, alarmas, estrategias contra robos y demás.

Además de todo ello, la domótica puede utilizarse también para el entretenimiento y la diversión en nuestro hogar. Entre los ejemplos de domótica con los cuales podemos regular de manera automática el entretenimiento en nuestras casas, es posible encontrar en la actualidad plataformas para instalar altavoces en toda la vivienda, sistemas intercomunicadores, reproducción automática de contenido audiovisual en el ambiente de la casa en el que nos encontramos.

Además, la domótica permite la utilización de etiquetas RFID, con lo cual podemos realizar listas de compras de los faltantes que tengamos por ejemplo en los alimentos que se almacenan en nuestra heladera, la cual por supuesto es uno de los artefactos que se halla dentro del sistema de domótica.

Por último, una de las grandes ventajas de la domótica es que podemos controlar el sistema incluso cuando no estamos en nuestra casa. Por ejemplo, si nos hemos ido de viaje podemos indicarle al sistema que alimente a nuestras mascotas, que al mismo tiempo grabe los programas de televisión favoritos que veremos al regresar de nuestra estadía en otro lugar, e incluso que riegue nuestras plantas de acuerdo a los parámetros de programación que hayamos ajustado antes de irnos.