que es la nube

Qué es computación en la Nube

Desde hace ya un tiempo la computación en la Nube, también conocida con su nombre en inglés “Cloud Computing”, se ha convertido en una gran porción de todo aquello que realizan los usuarios utilizando internet. Es probable que sin saber muy bien qué es la computación en la Nube, probablemente estemos haciendo uso de herramientas y servicios que pertenecen a este ámbito.

Lo cierto es que cada vez que utilizamos servicios como Gmail, Hotmail, Google Drive, Dropbox, One Drive y otros similares lo que estamos haciendo en realidad es conectarnos a un conjunto masivo de servidores que se encuentran en algún lugar de internet, y de esta forma quizás sin saberlo estamos haciendo uso de servicios en la Nube, ya sea como opción para almacenamiento de contenido o uso de aplicaciones web.

Computación en la Nube

Es decir que si para nuestras tareas diarias de informática solemos utilizar una web o una aplicación basada en internet, estamos en definitiva utilizando la computación en la Nube. Esta masificación de las plataformas basadas en internet han generado en los últimos años que la computación en la Nube sea hoy en día un elemento indispensable en diferentes ámbitos, ya sea a nivel personal como en el trabajo y en la empresa.

Precisamente aquí te contamos cuáles son los alcances de la computación en la Nube, ya que existe una enorme variedad de aplicaciones en las cuales se utiliza esta plataforma, y al mismo tiempo repasamos las ventajas y desventajas de la computación en la Nube, como así también los servicios en la Nube más utilizados de la actualidad.

Computación en la Nube

Qué es la Nube

El término Cloud Computing, en español la computación en la Nube, consiste básicamente en un término que es utilizado para describir los servicios que se prestan a través de una red por intermedio de un conjunto de servidores remotos.

En este sentido, debemos destacar que lo cierto es que debido a sus características, la computación en la Nube es un término que puede ser aplicado en diversos escenarios, ya que entre otras cosas la computación en la Nube sirve como opción para el almacenaje masivo de contenido en los servidores remotos que mencionamos, y al mismo tiempo se refiere a aquellas aplicaciones que podemos utilizar a través de internet sin tenerlas instaladas en nuestros equipos informáticos, como es el caso del correo electrónico de Gmail.

Computación en la Nube

De esta forma, la computación en la Nube puede utilizarse desde diversos dispositivos, ya sea computadoras, teléfonos, tablets y demás, siempre que estos puedan conectarse a internet para poder hacer uso de los servicios en la Nube a través de la red.

Ahora bien, ¿Por qué se utiliza el término la Nube para este tipo de plataforma? Lo cierto es que el motivo por el cual se usa la palabra “Nube” es muy simple, ya que se debe principalmente al hecho de que dentro de los diagramas de red, por lo general internet suele representarse con el dibujo de una nube en el centro del dibujo, y esto ha hecho que las empresas que brindan este tipo de servicio hayan utilizado el término para poder definir qué es lo que venden.

Si bien el aspecto de una Nube puede crearnos cierta desconfianza al momento por ejemplo de necesitar almacenar contenido, ya que una nube es relacionada a algo que está flotando y que en cualquier momento puede dispersarse y esfumarse, lo cierto es que todo lo que almacenamos en la Nube en definitiva queda guardado en los servidores remotos de la empresa que elegimos para ello, por ejemplo Dropbox, es decir que ocupan un lugar físico.

Computación en la Nube

Además utilizan protocolos de seguridad que hacen que nuestros archivos y nuestra información quede resguardada, lo cual podemos comprobar cada vez que utilizamos un servicios como Gmail o Google Calendar, que supera en calidad muchas veces a otras aplicaciones locales, que no utilizan la Nube.

Computación en la Nube

A pesar de que hace algunos pocos años que la computación en la Nube ha logrado tener popularidad en todos los ámbitos, lo que ha hecho que incluso hoy los usuarios utilicen estos servicios para por ejemplo almacenar fotos personales en servidores remotos, lo cierto es que la computación en la Nube ha surgido de la llamada Grid Computing, una tecnología que era utilizada a finales de la década de los noventa.

Computación en la Nube

No obstante, no fue hasta finales del año 2007 en que la computación en la Nube comenzó a ser un método utilizado por los usuarios comunes para almacenar contenido en internet en vez de hacerlo en su propia computadora.

Si nos trasladamos aún más atrás en el tiempo, podemos ver como el correo electrónico fue en realidad una de las primeras plataformas utilizadas por los usuarios comunes dentro del mundo que corresponde a la computación en la Nube, ya que en definitiva el correo electrónico es un ejemplo mínimo de la tecnología de la computación en la Nube.

Fue precisamente el correo electrónico como Yahoo, Hotmail o Gmail los primeros pasos de la masificación de las aplicaciones en la Nube, y a partir de 2007 se fueron añadiendo otros servicios, tales como aplicaciones para el procesamiento de textos, hojas de cálculo, presentaciones y demás.

Computación en la Nube

En la actualidad, la computación en la Nube se ha vuelto más que popular, no sólo a nivel personal para los usuarios, sino sobre todo para las empresas, que encuentran en la computación en la Nube una gran cantidad de ventajas en lo que respecta a la administración y control de los negocios.

Computación en la Nube: Ventajas y desventajas

Sin lugar a dudas, una de las principales ventajas que posee la computación en la Nube reside en el hecho que nos permite tener acceso y disponibilidad a nuestro material digital personal y a las aplicaciones web que solemos utilizar, desde cualquier lugar y en cualquier momento, siempre que tengamos en nuestras manos un dispositivo que pueda conectarse a internet.

De esta forma, podríamos decir que si nos encontramos en un momento en que necesitamos adquirir algún elemento para almacenar contenido digital, como por ejemplo la incorporación de un disco duro a nuestra computadora tras la falta de capacidad que está teniendo la misma, una de las mejores opciones es utilizar un servicio de almacenamiento en la Nube, y de esta forma podremos liberar de manera inmediata una gran cantidad de espacio en nuestra PC.

Computación en la Nube

Por ende, para muchos el almacenamiento en la Nube es algo así como un disco duro muy barato. Además de ello también es una forma muy sencilla de poder sincronizar contenido entre diversos dispositivos, lo que sin dudas es otra de las ventajas de los servicios en la Nube.

En este sentido, cabe destacar que en la mayoría de los casos, cuando utilizamos un servicio en la Nube podemos optar por instalar un cliente de escritorio, lo cual además nos permitirá acceder a la sincronización automática de archivos. Lo mismo sucede con dispositivos tales como smartphones y tablets.

De la misma manera que sucede con el contenido digital que almacenamos en la Nube, también podemos utilizar aplicaciones en la Nube, con lo cual no necesitamos tener instaladas estas herramientas en nuestro equipo informático, lo cual además de representar una excelente opción portátil, también significa mayor rendimiento en nuestras computadoras.

Computación en la Nube

En cuanto a las desventajas de la computación en la Nube, básicamente podríamos decir que no las hay, aunque lo cierto es que debemos mencionar que de la única forma que podemos acceder a los servicios en la Nube es a través de una conexión a internet, lo que significa que si no tenemos una conexión disponible no podremos acceder a aplicaciones y contenido almacenado en la Nube.

Por otra parte, muchos usuarios son reacios a utilizar la computación en la Nube debido a los riesgos de seguridad que podría llegar a conllevar esta plataforma, pero lo cierto es que los servicios populares como Dropbox, Google Drive o Microsoft OneDrive son totalmente seguros, ya que permanentemente se está trabajando en ello para actualizar los sistemas y cuidar a los usuarios.

De todas formas, debemos tener en cuenta que si decidimos utilizar un servicio de almacenamiento en la Nube para guardar nuestro contenido digital como una forma de copia de seguridad de resguardo de nuestros archivos, lo ideal será adquirir este servicio, es decir pagar por ello, ya que las cuentas gratuitas no son del todo confiables en cuanto al mantenimiento de lo que allí se almacena, debido a que si la empresa decide dejar de ofrecer este servicio de forma gratis, probablemente nuestros archivos sean eliminados junto con nuestra cuenta gratis.

Computación en la Nube

Servicios en la Nube

Si estamos en la búsqueda de servicios en la Nube, tengamos en cuenta que la computación en la Nube nos ofrece por un lado aplicaciones web, tales como Gmail, Google Calendar, Google Docs, e incluso para muchas redes sociales como Facebook también son consideradas aplicaciones dentro de este ámbito, y por otro lado tenemos servicios de almacenamiento en la Nube.

Computación en la Nube

En cuanto al almacenamiento en la Nube, los tres principales servicios más populares de la actualidad son sin dudas Google Drive, Dropbox y Microsoft OneDrive. Sobre este último cabe destacar que a partir de la versión Windows 8.1 ha comenzado a ser un servicio en la Nube que viene integrado con el sistema operativo.

Computación en la Nube

Más allá de estos tres servicios, que son los más conocidos y confiables en la actualidad, lo cierto es que existen docenas de servicios de copia de seguridad en línea para almacenar nuestra información y contenido digital, por lo que la decisión final siempre será nuestra, aunque se recomienda antes de seleccionar el servicio en la Nube que vayamos a utilizar, llevar a cabo una mínima investigación acerca de lo que nos ofrece el servicio en cuestión.