sistemas para empresas

¿Cómo introducir nuevas herramientas de tecnología en la empresa?

En la actualidad, las empresas y emprendimientos comerciales que pretenden lograr el éxito en su negocio y mantenerse en el mercado suelen utilizar para ello, como uno de los componentes esenciales de los procesos productivos y de distribución, distintas herramientas tecnológicas que colaboran para poder llevar a cabo los procedimientos de forma eficaz y eficiente.

Inclusión nuevas herramientas

Es por ello que las soluciones que brindan los sistemas de software, como es el caso de los ERP, CRM, MRP, SCM entre otros, se convierten hoy en día en una inversión más que necesaria para cualquier organización empresarial.

Por supuesto que uno de los grandes desafíos que plantea la incorporación de nuevas tecnologías dentro de la empresa es que cada área y cada empleado estén a la altura de los cambios que involucra la inclusión de estas soluciones de software en el desenvolvimiento habitual de la compañía.

Inclusión nuevas herramientas

Lo cierto es que debido a los cambios constantes que evidencia la tecnología en la actualidad, muchas veces el afrontar la modificación de los procesos se puede volver algo difícil y complicado de manejar, por lo que al incorporar tecnología nueva es imprescindible hacer lo posible para evitar la resistencia de quienes deberán operar estos sistemas.

Es por ello que una muy buena alternativa es tomar el tiempo necesario para poner a prueba las nuevas herramientas, ya que de esta forma podremos determinar las mismas son realmente el cambio que necesitamos para nuestra empresa, y al mismo tiempo si son aptas para ser utilizadas por los empleados de las distintas áreas sin mayores inconvenientes.

Inclusión nuevas herramientas

Si se trata de una PyME o un microemprendimiento comercial, todos los involucrados en la organización deberían realizar una evaluación de las herramientas, mientras que si se trata de una empresa de mayor tamaño, lo ideal es tomar un equipo de empleados referentes del resto, para que se familiaricen con la nueva tecnología.

En este sentido, la mayoría de las grandes empresas suelen elegir a los empleados que muestra el mejor desempeño y al mismo tiempo que se encuentra acostumbrados a trabajar con sistemas informáticos más complejos, pero que además puedan ser aptos a la hora de traspasar conocimientos e evacuar dudas que puedan surgir de parte de otros compañeros de trabajo.

Inclusión nuevas herramientas

En lo que respecta a las herramientas que vayamos a incorporar, es importante antes de introducir dichos sistemas, elegir cuidadosamente aquellos que pasarán por la evaluación, teniendo en cuenta entre otras cosas aspectos tales como su esta nueva herramienta se encuentra dentro del presupuesto que disponemos para la inversión, como así también si la nueva herramienta es realmente útil para lo que la necesitamos.

Una vez elegida la herramienta a evaluar como así también el grupo de empleados que la probarán, no debemos descartar realizar una presentación del nuevo sistema ante ellos, con el fin de poder responder a todas las preguntas e inquietudes que puedan surgir al respecto.

Inclusión nuevas herramientas

Por último nos encontraremos frente al momento de iniciar el proceso de ejecución de la nueva solución de software para nuestra empresa, y aquí es sumamente importante tomar el proceso con calma y de manera lenta, ya que de lo contrario la implementación de estas nuevas tecnologías se volverá una situación caótica. Es por ello que lo ideal es llevar a cabo una sistematización por etapas.

¿Qué es CPM?

Debido a que las decisiones tomadas por los responsables de las empresas tienen sin lugar a dudas un impacto más que significativo en cuanto a los resultados de las operaciones, es fundamental que estas decisiones puedan ser tomadas en base a datos confiables sobre los que se puedan realizar análisis certeros del desarrollo de la organización en diferentes ámbitos.

Precisamente, el CPM, siglas del concepto en inglés Corporate Performance Management, que traducido al español se refiere a la gestión del rendimiento corporativo, consiste en líneas generales en una serie de métodos que permiten evaluar el desempeño financiero y operativo de una empresa, como así también al mismo tiempo analizar todos los procesos de puesta en marcha de las operaciones, logrando así brindar herramientas para que los líderes de las compañías puedan tomar mejores decisiones.

Qué es CPM

Para poder llevar a cabo tareas referidas a la gestión del rendimiento corporativo, será necesario que la empresa incorpore distintas herramientas tecnológicas e informáticas para tratar y gestionar la información que luego será utilizada para analizar el rendimiento global de la organización.

Por supuesto que estas herramientas CPM variarán de acuerdo al tamaño de la empresa, y por ende las necesidades que la misma posea, pero indiscutiblemente siempre se tratará de herramientas que deben permitir la realización de evaluaciones analíticas sobre el rendimiento de la empresa.

Qué es CPM

Es por ello que cuando hablamos de la gestión del rendimiento corporativo debemos tener en cuenta que para que ello sea posible será necesario contar con una serie de herramientas que permitan recoger y recopilar un gran volumen de datos, y precisamente para ello hoy existe una vasta cantidad de software creado específicamente para dicha función.

A través de la recopilación de estos datos en las mencionadas plataformas de software es posible obtener los llamados KPI, es decir Key Performance Indicators, que en español son los denominados indicadores clave de rendimiento, los cuales quienes se encuentran a cargo de una organización pueden utilizar para evaluar el desarrollo de las operaciones actuales y en base a ello tomar decisiones estratégicas para el futuro inmediato.

Qué es CPM

Puntualmente el llamado KPI es utilizado en las empresas para controlar y mantener en observación aquellas zonas importantes del rendimiento, ya que cuando se presentan cambios en estos indicadores, los responsables de las organizaciones pueden responder a los mismos de forma proactiva, es decir tomando decisiones inmediatas y eficaces, antes de que se generen inconvenientes mayores que perjudiquen la empresa.

Es por ello que la gestión del rendimiento corporativo, a través de herramientas que permitan realizar un seguimiento constante y confiable de la información, permite a las empresas obtener importantes beneficios, ya que permite mejorar la precisión en la información, lo que conlleva a lograr un mejor control de las operaciones, y al mismo tiempo mejorar notoriamente la flexibilidad en la toma de decisiones.

Qué es CPM

Por otra parte, la gestión y análisis de esta información inciden de forma directa en la administración eficaz de todas las áreas que componen la organización, y al mismo tiempo brinda la posibilidad de generar mayor transparencia dentro de la compañía a nivel corporativo.

¿Qué es BI?

Con el objetivo de poder sobrevivir en el competitivo mundo de los negocios de la actualidad, las empresas deben resaltar en su estructura interna el valor real de la información, y para ello se emplean diferentes estrategias y herramientas tecnológicas que permiten almacenar datos relevantes para el desenvolvimiento eficaz de la organización, los cuales sirven en el momento de realizar análisis pertinentes para mejorar la competitividad.

Precisamente, todas las estrategias y los procedimientos que son implementados en una empresa en función de su correcta administración y gestión de sus procesos se engloban en el concepto conocido como Business Intelligence (BI), que en español es conocido como Inteligencia Empresarial.

Qué es Business Intelligence

Por ende, BI es un concepto que se refiere a todas aquellas actividades que lleva a cabo una empresa para poder recopilar información más que valiosa, principalmente en torno al desenvolvimiento de los competidores de la misma dentro del mercado.

Esta recopilación de datos, que se realiza a través de diferentes sistemas de software especialmente diseñados para ello, permite que se puedan realizar análisis y evaluación de las distintas fluctuaciones que presenta el mercado actual, y de esta forma tener resultados que orienten a las actividades comerciales de la empresa.

Qué es Business Intelligence

El objetivo es no perder dinero y al mismo tiempo lograr una verdadera competitividad dentro del nicho comercial en el que se encuentra la organización en cuestión. De allí la significativa relevancia que poseen los análisis de datos que permiten obtener resultados precisos en cuanto a diferentes aspectos del mercado, con lo cual es posible establecer las estrategias correctas para el futuro inmediato.

Por tal motivo, las actividades englobadas en el llamado BI incluyen distintos tipos de análisis y evaluaciones, los cuales se realizan sobre la competencia, el mercado y la industria, es decir que se recopila información en torno a estos tres niveles, para poder disponer de datos precisos ante el inminente desarrollo de una nueva estrategia de negocio.

Qué es Business Intelligence

Para ello, las empresas suelen por lo general tercerizar, es decir contratar a alguna agencia de servicios que realice la recopilación de la información, aunque otras compañías, por lo general las más grandes, suelen incluir dentro de su plantel estable a un grupo de empleados dedicados exclusivamente área de la inteligencia empresarial.

Por supuesto los costos de inversión no son los mismos en ambos casos, pero claro está que una empresa mediana o pequeña suele contratar este servicio a terceros, ya que la inversión es menor que la que debería hacer en el caso de disponer de un área dedicada a BI.

Cuando se inicia el proceso, quienes realizan el trabajo en principio recopilarán todos los datos relacionados a los procedimientos internos de la organización, con el objetivo de poder analizar posteriormente dicha información y en base a ello establecer cuáles son los aspectos que la empresa debería mejorar de puertas para adentro.

Qué es Business Intelligence

En este aspecto, podríamos señalar que dependiendo de la complejidad del sistema, las soluciones que aporta BI se centran en los informes y los análisis estadísticos. Por un lado, en lo que respecta a los informes, esta plataforma permite a la empresa disponer de informes predefinidos y a la medida de cada organización, incluyendo sistemas de procesos analíticos online del tipo OLAP.

En lo que respecta a los análisis estadísticos, las soluciones que aporta BI incluyen la posibilidad de acceder a pronósticos a corto, mediano y largo plazo, establecer un sistema de Data Mining, es decir minería de datos y procesos, y por supuesto la optimización del empleo de recursos.

Qué es Business Intelligence

Luego de dicha evaluación, la información que se comenzará a recopilar será de puertas para afuera, es decir que el área de BI deberá recolectar datos acerca de distintos aspectos externos a la empresa, entre los que se incluyen registros públicos de otras empresas del mismo sector, datos sobre el mercado, encuestas entre los clientes y demás.

De esta forma, es posible en principio establecer cuáles son los verdaderos competidores de la empresa y tomar información acerca de las estrategias utilizadas por ellos, para luego disponer de esta valiosa información a la hora de tomar decisiones en torno al desarrollo de estrategias propias. En este punto por supuesto también será notablemente relevante la opinión de los clientes y de los consumidores en general, con lo cual cobra un gran valor los análisis de mercados y la realización de encuestas.

Qué es Business Intelligence

Con la información recopilada y los análisis realizados, una empresa entonces puede crear nuevas ideas para nuevos negocios, generar iniciativas diferentes, establecer campañas de marketing más adecuadas, ya que posee una idea más precisa de las necesidades y los deseos de los clientes, y al mismo tiempo sabe cómo debe competir con sus pares en el mercado.

Es por ello, que los sistemas de inteligencia empresarial BI son muchos y variados para las empresas, sobre todo en el competitivo mercado actual, ya que a través de la información brindan la posibilidad de que la organización pueda acelerar y mejorar la toma de decisiones, lo cual es fundamental para el desarrollo eficaz de la empresa.

Qué es Business Intelligence

Al mismo tiempo, los sistemas BI hacen posible la optimización de los procesos empresariales internos, incluyendo un notable incremento en lo que es la eficiencia a nivel operativo, y de esta forma mejorar la productividad.

Simultáneamente, con la recopilación y análisis de datos externos, los sistemas BI permite a las empresas obtener ventajas competitivas reales sobre sus rivales comerciales, y asimismo esta información colabora en la identificación de las nuevas tendencias del mercado, y poder reconocer y atacar aquellos problemas del negocio que necesitan ser resueltos.