Los usos más frecuentes de la energía solar




Dentro de las aplicaciones más frecuentes que en la actualidad podemos encontrar en relación al uso real de la energía solar se incluyen básicamente la alimentación y la optimización de la calefacción y refrigeración de viviendas, como así también es utilizada para la iluminación y demás, siendo uno de sus principales características el hecho de que no requiere de conversión a electricidad.

Uno de los aspectos más destacados en el uso de la energía solar, además de tratarse de un recurso natural y renovable, reside en que este tipo de energía nos permite lograr un importante ahorro económico cuando reemplazamos la electricidad convencional por este tipo de sistemas, por ejemplo para la iluminación de nuestra casa.

Usos de la energía solar

En este aspecto, hay que tener en cuenta que si la conversión de la energía solar en electricidad proporciona una fuente de energía limpia y renovable, la cual puede ser utilizada en múltiples aplicaciones reales y concretas y el costo de su producción es prácticamente irrisorio, lo cierto es que la creación e instalación de equipos para la recolección, conversión y almacenamiento de la energía solar es bastante costoso, motivo por el cual aún no es utilizada a escala masiva.

Usos de la energía solar

Sin embargo, a pesar de que la creación e instalación de un sistema de energía solar puede resultar en la actualidad un tanto costoso, lo cierto es que se trata de una inversión con un excelente retorno, ya que con el paso del tiempo el poder reemplazar la energía eléctrica tradicional por la energía solar se vuelve realmente rentable.

Claro está que debido a que la energía solar no puede ser utilizada de la misma forma que la energía eléctrica convencional, ya que requiere de su almacenamiento para ser luego utilizada de manera específica, es decir para usos esenciales, este tipo de energía aún no puede ser aplicada para alimentar varios aparatos eléctricos durante un largo período de tiempo.

Usos de la energía solar

Por tal motivo, en muchos casos las aplicaciones de energía solar en la actualidad suelen implican dispositivos individuales, que por lo general poseen sus propios paneles solares incorporados, como por ejemplo las lámparas solares que muchas personas ya han comenzado a utilizar en sus jardines y parques de sus hogares, las cuales poseen un pequeño panel solar de recolección individual, y almacenan la energía durante el día, para luego utilizarla por la noche, con la ayuda de un dispositivo o sensor del tipo fotocélula.

Cabe destacar que los equipos de energía solar se clasifican en dos grandes grupos: por un lado el equipo térmico que produce calor, y por el otro el equipo fotovoltaico, también conocido como células fotovoltaicas, que son las que producen electricidad.

Usos de la energía solar

En este sentido, es importante destacar que el principal equipo de energía solar es el que genera la electricidad, es decir la célula fotovoltaica, que también suele ser llamada célula solar, la cual utiliza semiconductores de silicio que absorben la energía de las ondas de la luz, para luego convertirlas en energía eléctrica.