¿Qué es una placa de video Low Profile?




Básicamente, una placa de video del tipo Low Profile, también conocida en español como “placa de video de perfil bajo” es una tarjeta de video que ha sido diseñada para poder encajar en altura apropiadamente en aquellos gabinetes preparados para determinadas funciones como la de HTPC.

También son muy utilizadas cuando se precisa, por cualquier motivo, que el tamaño de la computadora sea más pequeño que el habitual, sobre todo en configuraciones de oficina en conjunto con motherboards del tipo ITX. Además, aunque no siempre, suelen tener menos requerimientos de energía que una placa estándar de video.

Qué es placa de video Low Profile

Características principales de la placa de video Low Profile

La principal diferencia entre una placa de video estándar y una placa de video Low Profile es que el bracket, es decir el elemento que la mantiene fija al gabinete, y donde además conectamos el monitor, tiene una menor altura que la placa de video estándar, aproximadamente unos 8 cm.

También, aunque no sea una regla fija, las placas de video Low Profile tienen un menor consumo de energía, y por lo tanto disipan menor calor, lo que las favorece para ser utilizadas en computadoras pequeñas, y donde sea necesario evitar el ruido generado por los fans de ventilación que de otro modo tendrían que instalarse.

Qué es placa de video Low Profile

Una placa de video Low Profile no puede alcanzar el rendimiento de las placas de tamaño completo, ya que la electrónica que tienen instalada está pensada para un determinado nivel de consumo de energía, y por lo tanto no esperemos de ellas rendimiento. Como sabemos, las placas de gama alta, en cuanto a requerimientos energéticos suelen ser mucho más exigentes, y esto les otorga esos números impresionantes de performance, como así también tamaño y generación de calor, por lo que demandan un sistema de refrigeración activo y pasivo, proveniente de ventiladores y disipadores de aluminio.

Qué es placa de video Low Profile

Potencia y rendimiento en las placas de video Low Profile

Sin embargo, en términos de potencia de proceso, la mayoría de las veces una placa de video de bajo perfil suele ser mucho más poderosa que las placas de video onboard, es decir aquellas que vienen integradas a la motherboard, y son una alternativa mucho más interesante cuando necesitamos un poder de proceso discreto y con pocos requerimientos de tamaño y energía.

Es por ello que las placas de video del tipo Low Profile se han extendido tanto entre las preferencias de los usuarios, ya que además de la potencia que ofrecen, también son más pequeñas y requieren menos espacio, no precisan de cables extra de tensión que las alimenten y tampoco necesitan de refrigeración activa, sólo pasiva mediante un simple disipador.

Qué es placa de video Low Profile

Esto último hace que la placa sea completamente silenciosa, un beneficio que los usuarios que buscan montar un HTPC, por ejemplo, suelen encontrar muy ventajoso. Sin embargo, si lo nuestro son los juegos o las aplicaciones en las que se requieren mucho flujo de datos, las tarjetas gráficas del tipo Low Profile no serán la mejor elección.