¿Qué es un Codec?




En la actualidad, con tanta información multimedia que consumimos, sea en forma de video, audio o imágenes, es imposible pensar en una forma más simple de poder disfrutar todos estos contenidos sin la utilización de un códec. Sin embargo, esta pequeña pieza de software, tan valiosa para la reproducción de medios digitales, pasa casi inadvertida para la mayoría de los usuarios.

Tan importante es la función del códec en nuestro sistema, que sin ellos sería imposible, por ejemplo, visualizar una película o escuchar una canción, ya que cumplen con la función de convertir los datos digitales a una forma en que la podamos entender los humanos. Existen decenas de códecs diferentes para cada tipo de archivo multimedia, y cada uno de ellos ha sido desarrollado para una tarea específica.

Si quieres conocer más acerca de la fascinante tecnología de los códecs, no dudes en seguir leyendo el resto del artículo.

Qué es un codec

El término “Códec” provienen de la contracción de dos términos en inglés, “Coder” y “Decoder”, que en español significan “Codificador” y “Decodificador”, y es usado para describir al software encargado de manipular los datos digitales multimedia, codificándolos y decodificándolos de un formato digital específico a formas que el usuario pueda ver o escuchar simplemente pulsando sobre el archivo sin problemas de reproducción.

Otra de las importantísimas funciones que cumple el códec es la de comprimir el flujo digital, disminuyendo su longitud para adecuarlo a los medios de almacenamiento disponibles, es decir que el códec se ocupa de “achicar” el audio y el video para que ofrezcan un tamaño un poco más manejable. Sin embargo, en el proceso de disminuir el tamaño de los archivos es posible que algunos datos se descarten, perdiendo por ende un poco de calidad el resultado de la compresión. Es por ello, como vamos a ver, que existen códecs con pérdidas y sin pérdidas.

Qué es un codec

Tipos de códecs más comunes

El audio o el video sin comprimir ocupan mucho espacio de almacenamiento, y es por ello que los códecs son una de las alternativas más viables al momento de reducir su tamaño para facilitar su manipulación y almacenamiento.

Sin embargo, la tarea no es tan sencilla, ya que la mayoría de los códecs, al reducir el tamaño de un archivo pierden algo de la calidad original, y es muy importante saber qué códecs utilizar al momento de comprimir para evitarnos ese problema.

Uno de los códecs más famosos en la actualidad es el MP3, el cual nos permite una gran capacidad para reducir el tamaño de un archivo de música, pero que ofrece una pérdida considerable de calidad, aun en las tasas de compresión más bajas.

En este sentido, otro códec que nos permite comprimir de buena forma un archivo de música es FLAC, el cual es considerado un códec sin pérdidas, pero con una tasa de compresión menor a MP3, es decir que los archivos en FLAC son más grandes, pero también la calidad que se puede obtener de la fuente original. Otros códecs muy usados para la compresión en el ámbito musical son Ogg Theora y Ogg Vorbis, por sólo nombrar un par.

Qué es un codec

En el ámbito de los archivos de video sucede exactamente lo mismo que con los códecs de audio, existiendo códecs que permiten una tasa alta de compresión pero que pierden bastante calidad en el proceso, y códecs sin pérdidas como MSU o Huffyuv, pero que son prácticamente inmanejables debido al tamaño resultante del video.