¿Qué diferencia hay entre una pantalla de LCD y una de LED?

En una época comprar un televisor era algo realmente sencillo, ya que no existía la gran variedad de tecnologías detrás de las pantallas de los mismos, y sólo teníamos que elegir entre marcas y modelos. Hoy las cosas son diferentes, y para poder adquirir un televisor debemos tener en cuenta varios aspectos, principalmente el tipo de pantalla que posee, ya que esto incide directamente en su calidad y la duración de su vida útil.

Actualmente los televisores más comunes que podemos encontrar en un comercio de electrodomésticos poseen pantalla de tecnología LED o LCD, y aunque el aspecto exterior de los dos tipos de pantalla puede resultar a simple vista iguales, lo cierto es que no son lo mismo.

Diferencias entre LCD y LED

¿Qué es LCD?

Antes de comenzar a repasar las diferencias que existen entre la tecnología LED y la LCD, vamos a conocer algunos de los aspectos más importantes de este tipo de material, para poder acercarnos a los conceptos que nos permitirán conocer las características fundamentales de ambas tecnologías con las que se fabrican pantallas y monitores.

En principio, debemos aclarar que LCD son las siglas del nombre en inglés Liquid Crystal Display, lo que es su traducción al castellano significa pantalla de cristal líquido. La primera de su tipo fue desarrollada a principios de la década de los 60s en el Centro de Investigación David Sarnoff, en Nueva Jersey, y a partir de allí se convirtieron en una de las tecnologías más innovadoras de la época.

Más de dos décadas debería transcurrir para que finalmente a finales de la década de los 80s se construyera el primer televisor LCD que en breve desembarcaría en el mercado revolucionando la forma de ver televisión hasta ese momento.

Así fue que en la década de los 90s los televisores y las pantallas para computadoras LCD comenzaron rápidamente a ganarse el mercado, pero recién a partir de 2003 estas pantallas se volvieron una verdadera tendencia, siendo el reemplazo absoluto de los monitores CRT, ya que para esa época creció la oferta de modelos y marcas, y así esta tecnología se volvió accesible al público masivo.

Ahora bien, ¿qué es un LCD? Es la pregunta que debemos responder aquí. Pues bien, en líneas generales podemos decir que básicamente un monitor LCD es una pantalla delgada y liviana para la televisión o para la computadora, que nos permite visualizar imágenes a través del  uso de una pantalla de cristal líquido, ya que las imágenes se crean manipulando la orientación de los cristales mediante cargas eléctricas precisas de diversos grados y voltajes.

Esta pantalla delgada y plana se encuentra conformada por una cantidad exacta de píxeles en color o monocromos, los cuales han sido estratégicamente ubicados delante de una fuente de luz reflectora. Es a través de dichos pixeles que se forman las imágenes que muestra la pantalla LCD.

Cabe destacar además que en la actualidad existen diferentes tipos de pantallas LCD, siendo las más conocidas las de matriz pasiva y las de matriz activa. Estas últimas son las más utilizadas, ya que se trata de pantallas que ofrecen una mayor rapidez en la respuesta y utilizan la tecnología de transistor de película delgada (TFT), en la que cada punto de la red tiene su propio transistor, con lo cual se activan sólo los píxeles que se necesita para mostrar la imagen.

Otra de las características destacables de las pantallas LCD es su tamaño, ya que como mencionamos pueden tener grandes dimensiones y ser al mismo tiempo notablemente livianas, con lo cual ocupan poco espacio y son mucho más fáciles de mover y ajustar.

Por otra parte, en líneas generales son tecnologías de bajo consumo de energía, y una gran ventaja de las pantallas LCD reside en que en el caso en que alguno de los pixeles falle y ya no funcione correctamente, el monito puede seguir utilizándose.

No obstante, para la mayoría de los usuarios las pantallas LCD no pueden competir con las ventajas que ofrece la tecnología LED, que veremos a continuación. Esto se debe principalmente al hecho que la calidad de imagen que ofrece es menor, y además debemos tener en cuenta que los cristales líquidos que la componen no producen luz por sí solos, por lo que si la luz de fondo de la pantalla falla, ésta ya no se podrá utilizar.

¿Qué es LED?

En diversas oportunidades seguramente hemos oído hablar de los diodos emisores de luz, que comúnmente se conocen como LED, siglas del término en inglés Light-Emitting Diode, y en líneas generales se trata de una tecnología que implica la creación de una fuente de luz que se encuentra compuesta por un material semiconductor que posee dos terminales. Precisamente, cuando este sistema se encuentra activado, se emite la luz.

Al repasar la historia del surgimiento de la tecnología LED, podemos ver que los primeros de su tipo se remiten a principios de la década de los 60s, cuando se fabricaban como meros componentes electrónicos, y que en aquel momento sólo podían emitir una luz infrarroja de baja intensidad.

Con los años, los LED fueron invadiendo la vida cotidiana de las personas de todo el mundo, ya que en principio se incluían en elementos como los controles remotos de los equipos, ya que se utilizaban como transmisores.

Con el paso de los años y los desarrollos que se produjeron en torno a la tecnología LED, finalmente este proceso dio lugar al surgimiento de LEDs que fueron aplicados para la fabricación de pantallas de computadoras y televisores, entre otros.

Así fue que los LEDs pasaron a ser parte de la vida cotidiana de las personas, por lo que hoy en definitiva podemos encontrar este tipo de tecnología en los más diversos ámbitos y en los más variados equipos. Esto se debe fundamentalmente al hecho de que los LEDs poseen una serie de características que brindan grandes ventajas.

En este sentido, podemos mencionar que la tecnología LED posee un reducido consumo de energía, a la vez que brindan una larga vida útil. Además, si bien poseen un tamaño realmente pequeño, lo cierto es que su robustez física es notable.

Asimismo, brindan una frecuencia de conmutación realmente veloz, y en el caso de las pantallas de LED, las mismas ofrecen a los usuarios una calidad y nitidez de reproducción de imagen realmente impecable.

Por todo ello, hoy podemos encontrar LEDs en los lugares más variados, ya que la tecnología LED es aplicada hoy en las computadoras, los televisores, la iluminación, semáforos, controles remotos y demás.

En el caso puntual de las pantallas de LED, allí se incluyen diodos LED que poseen varios colores de luz los cuales se encuentran contenidos dentro de un diodo, con lo cual cada uno de los LED que incluye una pantalla de esta tecnología, tiene la capacidad de poder cambiar el color.

Es precisamente el diodo emisor de luz el elemento que hace posible obtener una real alta calidad de reproducción de imágenes en las pantallas LED. Además, cabe destacar que se trata de una tecnología que ofrece una larga vida útil y que al mismo tiempo son resistentes a las roturas, dependiendo claro está de la calidad de los componentes de la misma.

De todas formas, lo cierto es que la principal ventajas que ofrecen las pantallas LED radica en los blancos que ofrecen, y es precisamente por ello que han tenido tanto éxito los televisores y los monitores de computadoras LED en los últimos años.

Lo cierto es que debido a sus enormes ventajas, la tecnología LED ha ido ganando terreno, y hoy podemos encontrarla en casi todos los elementos de la vida cotidiana.

Diferencia entre led y lcd

Pantalla de Cristal Líquido

Conocida como pantalla de LCD, este es el tipo de pantalla más común que podemos encontrar, y básicamente se trata de una pantalla de retroiluminación fluorescente, es decir que se muestra la imagen cuando la luz desde detrás de la pantalla queda sobre la pantalla LCD, para lo cual la imagen se construye con combinaciones de los colores.

Diferencias entre LCD y LED

Si bien actualmente es uno de los tipos de televisores de pantalla plana más económicos, lo cierto es que una de sus mayores desventajas reside en que no ofrece un negro absoluto, lo cual afecta el contraste de las imágenes que visualizamos, quitándoles calidad. Además, no es conveniente para visualizar juegos de alta velocidad de cuadro, ya que posee retrasos de movimiento y mayor latencia.

Diodos emisores de luz

Los televisores LED poseen una gran diferencia con los de LCD, que radica en que la lámpara que se encuentra detrás de la pantalla y que se utiliza para iluminar la pantalla fluorescente, en el caso del LED está constituida por pequeños LEDs, debido a lo cual los televisores suelen ser más delgados, son más eficiente en el uso de la energía y ofrecen un negro absoluto, brindando una mayor calidad de visualización.

Diferencias entre LCD y LED

Angulo de visión

Asimismo, los televisores de LED poseen un ángulo de visión más amplio que los de LCD, lo que ofrece como resultado obtener una significativa mejor calidad de imagen desde distinto ángulos. Además, debido a que tienen un tiempo de respuesta alta, podemos disfrutar de juegos de consola sin inconvenientes de demoras y problemas en los movimientos de los gráficos.

Costo

Si tenemos que mencionar una desventaja, esta será que los televisores LED son bastante más costosos que los que incluyen tecnología LCD, aunque la diferencia en el costo está totalmente justificada.

Diferencias entre LCD y LED

Led vs LCD

  LCD LED
Nivel de negro Menor Mayor
Precisión en el color Muy buena Muy buena
Angulo de visión 90° 178°
Juegos y video HD No recomendado Excelente rendimiento
Taza de actualización 60 Hz 600 Hz
Vida útil 60 mil horas Más de 100.000 horas
Bajo consumo de energía

35W

30W

No tan diferentes

Ahora que hemos repasado las características de ambas tecnologías y las diferencias que existen entre ellas, debemos aclarar también de qué se trata una pantalla LCD con retroiluminación LED, que seguramente hemos visto que se incluye en muchos de los modelos de este tipo de monitores que se comercializan en el mercado.

En este sentido, debemos decir que básicamente casi todas las pantallas LED son también pantallas LCD, ya que lo cierto es que la pantalla LCD muestra la información a través de una retroiluminación del tipo LED.

Cabe destacar en este punto, donde podemos llegar a tener grandes confusiones al respecto, que una pantalla LCD con luz de fondo o retroiluminación LED es en definitiva una pantalla plana cuyo panel frontal está conformado por cristal líquido, es decir LCD, y que al mismo tiempo se encuentra iluminado por un conjunto de diodos emisores de luz, es decir LEDs.

Esto se debe a que tanto los televisores como los monitores computadora necesitan una iluminación trasera para poder mostrar la imagen que se visualiza a través del panel LCD. En un principio, los más viejos paneles LCD incluían para poder realizar esta retroiluminación bombillas fluorescentes de alta potencia.

Con el paso de los años y gracias a la evolución de la tecnología LED, las pantallas LCD comenzaron a incluir diodos en su interior, es decir para poder obtener una retroiluminación LED, la cual como vimos ofrece una larga lista de ventajas en comparación a las anteriores tecnologías.

Hoy en día, debido a sus beneficios, las pantallas del tipo LCD con retroiluminación LED representan un tipo de panel que ofrece una eficiencia energética incomparable, ya que como mencionamos anteriormente, para mostrar una imagen los diodos LED se encienden sólo cuando un área determinada de la pantalla requiere de esta retroiluminación.

Al mismo tiempo, las pantallas LCD con retroiluminación LED poseen una larga lista de ventajas, las cuales los han convertido en los últimos años en los paneles más requeridos por los usuarios, y entre ellas podemos destacar que brindan una vida útil realmente extensa, ya que como vimos los diodos LED suelen ser realmente duraderos.

Incluso, en el caso en que algunos de los diodos LED llegara a fallar, la pantalla LCD con retroiluminación LED puede seguir utilizándose, ya que sólo mostrara algunos defectos pequeños que se los conoce como pixeles muertos, es decir que ya no se encuentra iluminados, los cuales no necesariamente producen distorsiones en las imágenes que reproducen. Esto se debe, en líneas generales, al hecho que los diodos LED fallan de manera individual.