¿Qué es domótica? ¿Para qué sirve?

Imaginémonos que nos despertamos una mañana de invierno y sin levantarnos de la cama podemos decirle a nuestra casa que realice determinada acción, como subir la calefacción, preparar el café o comenzar a reproducir nuestro programa favorito de radio.

Imaginémonos esa misma situación pero además que a través de un simple control programable, logremos que en nuestro hogar sucede todo eso incluso algunos minutos antes de que despertemos.

Esos son algunas de las funcionalidades que nos puede brindar la domótica, que sin lugar a dudas nos puede proporcionar un mejor y cómodo estilo de vida, y si bien algunos sistemas más complejos de este tipo aún se encuentran en desarrollo, lo cierto es que ya existen en el mundo casas inteligentes que utilizan la domótica para ello, claro está que el costo es aún prohibitivo para el consumidor común.

Te invitamos a recorrer este artículo donde te contamos a grandes rasgos qué es y para qué sirve la domótica, como así también cuáles son las aplicaciones de domótica más comunes en la actualidad y algunos ejemplos puntuales de esta fascinante plataforma.

¿Qué es domótica y para qué sirve?

Cuando se habla de domótica, en líneas generales el término se refiere a las plataformas que incluyen la creación de controles automatizados para los hogares, es por ello que a la domótica también se la conoce como los sistemas de casas inteligentes.

Para ello, la domótica incluye elementos de hardware y de software, que dan lugar al posible desarrollo de plataformas personalizadas, es decir que pueden ser construidas de acuerdo a diversos aspectos, incluyendo las necesidades puntuales de los usuarios que van a utilizar el sistema.

Lo cierto es que la domótica posee grandes ventajas, ya que al tratarse de un conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de la vivienda, permite entre otras cosas lograr un real ahorro energético, mejorar el acceso a elementos por parte de personas con discapacidades, incluye la posibilidad de aportar un sistema de seguridad con vigilancia automática y demás.

Tengamos en cuenta que a través de la domótica se optimiza la gestión de dispositivos, con lo cual cualquier actividad que necesitemos realizar, ya sea de nuestro trabajo o de entretenimiento, puede ser desarrollada con total comodidad y acceso inmediato.

No es de extrañar entonces que con los años, cada vez más se incluya la domótica durante el diseño y construcción de las viviendas, ya que en definitiva lo ideal es poder disponer de un sistema que ya esté integrado a la edificación, lo cual hace que esta plataforma sea más barata de instalar y de mantener, y si bien este tipo de sistemas de automatización pueden ser agregados a casas ya existentes, lo cierto es que el costo en este caso es superior.

Aplicaciones de domótica

Desde hace años la domótica ha sido aplicada a diferentes ámbitos, en principio relacionados al campo científico, pero lo cierto es que gracias al constante avance de la domótica, hoy es posible que cualquier persona en el mundo pueda convertir su vivienda convencional en una verdadera casa inteligente, y volverla así por completo automatizada.

El sistema de domótica en un hogar pueda contralarse sin inconvenientes a través de paneles de control centralizado, que se incorporan a la casa, como así también utilizando computadoras, e incluso dispositivos portátiles como tablets y smartphones.

Claro está que en el caso de disponer de un panel de control integrado, lo cierto es que las aplicaciones de domótica a las cuales accede el usuario son mucho más amplias, ya que esto le permite utilizar la red con equipos remotos, brindando de esta forma mayor comodidad, incluso poder dar órdenes a distancia, es decir indicarle a nuestra casa inteligente una determinada tarea cuando no nos encontramos en nuestro hogar.

Uno de los aspectos esenciales de la domótica reside en que la red de control del sistema domótico se integra con la red de energía eléctrica, y al mismo tiempo se coordina con el resto de redes con las que tenga relación, entre las que se incluye la telefonía, la televisión, las tecnologías de la información y demás.

De esta forma, podemos entre otras cosas disponer en nuestro hogar de un completo y seguro sistema de seguridad, mantenernos comunicados todo el tiempo, alcanzar una accesibilidad increíble, lograr un verdadero confort en nuestra vida diaria gracias a la programación de eventos cotidianos, y al mismo tiempo hacer posible un considerable ahorro de energía.

Ejemplos de domótica

Como hemos visto, la domótica es principalmente un conjunto de tecnología que se aplican para lograr que una casa pueda ser inteligente, y esto por supuesto tiene una relación directa con el significado del término domótica, que proviene de la conjunción de la palabra latina “domus”, que significa “casa”, y la palabra griega “tica”, que significa “automática”.

Por ende, entre algunos de los ejemplos de domótica más frecuentes que podemos encontrar en la actualidad uno muy claro son las luminarias hogareñas que se encienden de forma automática cuando los sensores detectan que alguien ha ingresado en la habitación.

Estos sistemas de iluminación incluso permiten en muchos casos controlar los niveles de luz dependiendo del momento del día, con lo cual es posible lograr un verdadero ahorro de energía.

Asimismo, las plataformas domóticas son utilizadas actualmente para controlar el clima dentro de las casas, es decir utilizando sensores que permiten determinar la temperatura real en el interior de la misma, y por consiguiente ajustar los niveles de calefacción del hogar.

Uno de los ejemplos de domótica más interesantes son aquellos sistemas relacionados al ámbito de la seguridad, ya que a través de este tipo de plataforma es posible crear un esquema que incluya vigilancia, bloqueo de puertas, alarmas, estrategias contra robos y demás.

Además de todo ello, la domótica puede utilizarse también para el entretenimiento y la diversión en nuestro hogar. Entre los ejemplos de domótica con los cuales podemos regular de manera automática el entretenimiento en nuestras casas, es posible encontrar en la actualidad plataformas para instalar altavoces en toda la vivienda, sistemas intercomunicadores, reproducción automática de contenido audiovisual en el ambiente de la casa en el que nos encontramos.

Además, la domótica permite la utilización de etiquetas RFID, con lo cual podemos realizar listas de compras de los faltantes que tengamos por ejemplo en los alimentos que se almacenan en nuestra heladera, la cual por supuesto es uno de los artefactos que se halla dentro del sistema de domótica.

Por último, una de las grandes ventajas de la domótica es que podemos controlar el sistema incluso cuando no estamos en nuestra casa. Por ejemplo, si nos hemos ido de viaje podemos indicarle al sistema que alimente a nuestras mascotas, que al mismo tiempo grabe los programas de televisión favoritos que veremos al regresar de nuestra estadía en otro lugar, e incluso que riegue nuestras plantas de acuerdo a los parámetros de programación que hayamos ajustado antes de irnos.

Beneficios de la domótica

Desde hace ya varios años que existen distintos sistemas que permiten automatizar hogares, es decir convertir una casa en inteligente a través de la domótica, con lo cual básicamente es posible controlar de forma automática el uso de la energía eléctrica en la iluminación, la temperatura del ambiente, la apertura y cierre de las cerraduras de las puertas de la casa y de las cortinas de las ventanas, el funcionamiento de los electrodomésticos y demás.

Si bien en sus primeros tiempos la domótica hogareña era un elemento de extremo lujo que sólo podían aplicar en sus viviendas las personas más ricas del mundo, lo cierto es que con el avance en la tecnología en torno a los teléfonos móviles inteligentes y las tablets, como así también en función del desarrollo de software especializado, ha permitido que hoy podamos convertir nuestra casa en un hogar inteligente con un bajo costo de inversión.

Es por ello que cada vez son más las personas en el mundo que se interesan en conocer los procedimientos y elementos necesarios para lograr tener una casa inteligente, ya que la domótica incluye una serie de importantes beneficios, los cuales repasamos a continuación.

Beneficios de la domótica en la seguridad

Sin lugar a dudas, la seguridad es uno de los aspectos más sobresalientes que nos ofrece la domótica, ya que en principio debemos tener en cuenta que a través de la automatización es posible controlar la apertura y cierre de puertas de una vivienda.

Hoy es posible además no sólo bloquear puertas de forma remota de nuestra casa a través de nuestro teléfono móvil, sino que además este tipo de sistemas permiten también recibir alertas en el caso en que detecte que alguien está intentando ingresar en nuestra vivienda, con lo cual podemos controlar en todo momento quien ingresa y sale de la casa.

Pero además de ello, con un sistema de domótica en nuestro hogar podemos controlar de forma remota y programable el encendido y apagado de electrodomésticos e iluminación, lo cual sin dudas también significa un claro beneficio en cuanto a la seguridad.

Beneficios de la domótica y comodidad

La posibilidad que nos brindan los sistemas automatizados de domótica aplicada a las viviendas, sin lugar a dudas tiene un gran valor agregado, que es precisamente que nos ofrece una gran comodidad, por lo que son totalmente convenientes.

Tengamos en cuenta que podemos controlar casi todo lo que sucede dentro de la casa de forma remota y con sólo pulsar un botón en la pantalla de nuestro teléfono inteligente, sin dudas esto es un beneficio inigualable.

Un claro ejemplo de ello es la posibilidad de controlar y ajustar los niveles de temperatura del ambiente durante los distintos períodos del día. Con un sistema de domótica es posible ajustar el termostato, por lo cual podemos hacer que de forma automática la vivienda no se calefaccione cuando no estamos, y que encienda el sistema de calefacción momentos antes de que lleguemos a casa, y así podremos encontrarla cálida a nuestro regreso.

Beneficios de la domótica y ahorro de dinero

Uno de los aspectos fundamentales en la implementación de la domótica en hogares es la posibilidad que nos brinda de ahorrar dinero, y quizás podríamos decir que se trata en definitiva de la mayor ventaja de la automatización del hogar.

Como vimos, a través de la domótica podemos controlar el uso de la energía eléctrica, de la calefacción y demás, lo cual sin dudas representa un notable ahorro que luego se verá reflejado en las facturas de estos servicios.

En definitiva, con la domótica se utilizan todos los aparatos domésticos y la iluminación únicamente cuando son necesarios, ya que nos permite tener un completo control de estos aspectos, pero además sin tener que hacer ningún esfuerzo adicional para lograrlo.

Otros beneficios de la aplicación de la domótica

Además de los mencionados anteriormente, que suelen ser los principales beneficios que nos ofrece la domótica, podemos mencionar también que los sistemas de automatización de hogares nos permiten lograr una verdadera eficiencia energética, por supuesto ahorro de dinero y al mismo tiempo ahorro de tiempo.

Pero además, la domótica nos provee tranquilidad, quizás podríamos asegurar que este es uno de sus principales beneficios, ya que está relacionado con varios aspectos, tales como el apagado y encendido de luces, la apertura y cierre de puertas, y sobre todo la seguridad concreta que brinda el control de todos estos aspectos.

Asimismo la domótica puede ser utilizada también para usos relacionados a la recreación, por ejemplo regulando distintos equipos relacionados al entretenimiento. Al mismo tiempo, permite controlar el riego, el alimento y bebida de las mascotas, las redes, el inventario de alimentos a través de etiquetas RFID, la administración de colecciones como libros, música y películas, entre otros.

Por todo ello, podemos asegurar que los beneficios de la domótica son casi inagotables, ya que nos permiten tener un control de nuestra casa y lograr una verdadera eficiencia casi en todos los aspectos.

Casas inteligentes

Como hemos visto, las casas inteligentes son aquellos hogares en los que funciona un sistema centralizado que nos permite de manera remota controlar diferentes áreas operativas de la vivienda, tales como la iluminación, las puertas, el uso de electrodomésticos, la temperatura y demás.

Para ello, el usuario dispone de una gran variedad de equipos de automatización, los cuales pueden llegar a incluir diversos sensores, cámaras, reconocimiento de voz, detectores de temperatura y demás.

Por lo general, cuando los usuarios comienzan con las primeras etapas de la automatización de sus viviendas para lograr tener una casa inteligente, suelen implementar alguna plataforma que les permita el control de la iluminación y la seguridad, elementos que suelen ser los más populares en el ámbito de las casas inteligentes.

Luego de ello, y al comprobar la eficacia de estos sistemas, por lo general los usuarios comienzan a extender el uso de la automatización, incluyendo cuestiones relacionadas al control de la temperatura de las viviendas, sistemas de riego y bombeo, entre otros.

Es por ello que podemos resumir señalando que cuando hablamos de casas inteligentes nos referimos a aquellas casas en las que diversos aspectos pueden ser controlados de forma remota a través de un botón, y precisamente esta tecnología ha sido desarrollada con el fin de poder ofrecerle al usuario comodidad y eficiencia para mejorar notablemente su estilo de vida.

Además de ello, las casas inteligentes buscan también el objetivo de permitirnos ahorrar dinero de forma notable, ya que  en un hogar al utilizar sensores para diversas tareas, relacionadas al uso de la energía eléctrica, el agua, el gas y demás, permite reducir significativamente los gastos.

Asimismo, y seguramente uno de los factores más importantes que poseen los sistemas de automatización de hogares, radica en que las casas inteligentes permiten mejorar la seguridad, ya que además de incluir elementos para el cierre y apertura de puertas, también pueden contar con sensores de movimiento, alarmas contra robos e incendios, entre otros.

Un valor agregado de las casas inteligentes es que son ideales para las personas que padecen alguna discapacidad física, mejorando notablemente la calidad de vida, ya que resuelve la realización de tareas cotidianas que muchas veces representan un obstáculo para las personas que no disponen de una movilidad adecuada.

Como hemos visto hasta aquí, las casas inteligentes utilizan diferentes sistemas y dispositivos para su automatización, y lo cierto es que con el paso de los años cada vez son más los elementos que pueden sumarse a la plataforma de automatización del hogar.

Es por ello, que a medida que en una casa inteligente la cantidad de sistemas y dispositivos crece, lógicamente se vuelve cada vez más difícil el poder operarlos. En el mejor de los casos, en escenarios como este suele suceder que las personas no llegan a aprovechar al máximo las cualidades y funcionalidades que ofrecen estos sistemas.

Pero también tenemos que tener en cuenta que el mal uso de estas plataformas puede devenir en un inconveniente mayor, ya que recordemos que la casa inteligente en definitiva se vuelve dependiente de la tecnología para las tareas de rutina, por lo que si una orden fue eludida o mal definida la unidad de automatización central puede fallar, y esto puede provocar la interrupción de sistemas vitales en el hogar.

En conclusión, las posibilidades que ofrecen las casas inteligentes son múltiples, y así también sus beneficios, pero siempre debemos tener presente que el utilizar una plataforma de automatización no es lo mismo que jugar un juego, por lo que debemos ser sumamente responsables en su configuración y uso cotidiano.

Edificios inteligentes

Al igual que sucede con las casas inteligentes, los edificios inteligentes son aquellos que poseen un sistema de automatización que permite controlar diversos aspectos de forma remota o configurada previamente, para lo cual dispone de un sistema de control central.

En la estructura que compone el sistema de control central, suelen utilizarse redes de computadoras que permiten monitorear los datos y acceder a la información necesaria para asignar las tareas que el edificio inteligente debe llevar a cabo de forma automática.

En la actualidad, los sistemas de automatización suelen aplicarse en edificios grandes donde tienen sedes empresas, ya que las mismas requieren de un control eficiente y mayor de determinadas áreas y funciones, ya que en definitiva las plataformas de automatización pueden ser aplicadas en estos casos para controlar muchos y diversos sistemas diferentes dentro del edificio.

Al igual que sucede con las casas inteligentes, los sistemas de domótica en los edificios inteligentes suelen utilizarse para aplicaciones tales como controlar la calefacción, la ventilación, el encendido y apagado de luces y computadoras, la apertura y cierre de puertas, sistemas de comunicación y demás, pero uno de los aspectos más importantes que cubren este tipo de sistemas es su vinculación con alarmas de incendio y seguridad.

Por lo general, los sistemas de automatización en edificios para volverlos inteligentes suelen estar operados a través de un conjunto de computadoras, las cuales deben estar equipadas con un software para dicho fin, a través del cual es posible configurar los parámetros del control central del edificio inteligente.

De esta forma, las luces se apagarán y se encenderán a determinas horas, lo mismo que las computadoras y otros equipamientos, la temperatura se ajustará dentro de los parámetros de un rango establecido, se producirá la apertura de puertas momentos antes de que se inicie la jornada laboral y demás.

Como es claramente predecible, el uso de sistemas de automatización dentro de un edificio permite obtener una serie de importantes ventajas. Claro está que mejora la seguridad, la eficacia, la comodidad de quienes habitan el lugar y un notable ahorro de gastos, gracias al uso inteligente de los servicios como es el caso de la energía eléctrica.

Pero además, es notable que en los edificios automatizados el mantenimiento tradicional de la estructura edilicia se reduce, ya que los sistemas de domótica aplicados hacer que se prolongue la vida útil de los muebles, los equipos, la iluminación, al mismo tiempo que ayuda a evitar la presencia de humedad y la aparición de moho. Asimismo, el sistema puede notificar cada vez que el edificio necesita ser reparado o revisado en alguna de sus áreas.

Qué son los sistemas de gestión de edificios

Conocidos como BMS, siglas del concepto en ingles Building Management System, que en su traducción en español se conoce como Sistema de Gestión de Edificios, consiste en los programas que son utilizados para monitorear y controlar el funcionamiento de un edificio inteligente.

Es precisamente a través de este software que el edificio se vuelve inteligente, y lo cierto es que dependerá de la complejidad de los programas informáticos el nivel de automatización que posea el edificio.

En este sentido, debemos tener en cuenta que existen plataformas simples para el control de la temperatura, la ventilación y la iluminación, o bien sistemas simples que se abocan sólo a ámbito de todo lo relacionado a la seguridad del edificio.

También existen BMS más avanzados, los cuales incluyen una amplia gama de componentes que brindan la posibilidad de ejercer un mayor control sobre otros aspectos, tales como el uso eficaz de la energía eléctrica, telecomunicaciones, notificaciones sobre mantenimientos estructurales del edificio, e incluso el seguimiento de datos operativos.

Empresas de domótica en auge

En la actualidad existen varias empresas en todo el mundo que brindan servicios de domótica, tanto para hogares como para espacios laborales y empresariales, que ofrecen la posibilidad de convertir una casa o un edificio en una estructura inteligente.

En general, estas empresas disponen para sus clientes de equipos de profesionales en el ámbito, quienes son los encargados de dar el asesoramiento necesario para la instalación y posterior mantenimiento de los sistemas de domótica.

A continuación enumeramos algunas de las empresas de domótica en auge por estos días.

Loxone: Originaria de Austria, pero actualmente brindando sus servicios en gran parte de los países europeas, esta empresa es la creadora del sistema de casa inteligente con base en el Miniserver, el cual se trata de un dispositivo que permite controlar los distintos espacios de la casa, incluyendo la iluminación, la temperatura, puertas y portones, alarmas, sistemas de riego y demás.

Creston Electronics: Se trata quizás de la empresa de domótica más antigua, ya que fue fundada hace aproximadamente 40 años y expandió su presencia en todo el mundo, incluso en América Latina. Una de las cuestiones por las cuales en muchos casos esta compañía se diferencia del resto reside quizás en el hecho que cuenta en varias partes del mundo con centros de experiencia en los cuales los interesados en los sistemas de domótica pueden probar la plataforma, y de esta manera tener un acercamiento real con los productos que ofrece la empresa.

Terasaki: Si hablamos de empresas antiguas, esta seguramente se lleva el premio mayor, ya que fue fundada en 1923 en la ciudad de Osaka, Japón. Sin embargo, a lo largo de las décadas no logró expandirse a todo el mundo, sólo a algunos países europeos. Es la empresa líder en el segmento de fabricación de productos modulares para circuitos eléctricos de baja tensión.

Innótica: Nacida en Venezuela, se trata de una de las empresas de domótica líder en América Latina en lo que respecta a la capacitación en torno a estos sistemas, por lo que brinda asesoramiento y formación sobre ello. La empresa se inició hace ya varios años con la creación del dispositivo Innowear, que permite medir el ritmo cardíaco.

Dentro de América Latina, además de Innótica podemos mencionar a Solidmation, empresa argentina que desarrolla hardware y software de domótica, Life2Better, que ofrece software de domótica llave en mano para empresas, y TrendHouse, cuyos servicios incluyen el diseño de soluciones específica a pedido, implementación e integración de sistemas de automatización.