¿Cómo crear una carpeta compartida en Google Drive?




Sin duda alguna una de las mejores características que nos ofrecen la mayoría de los servicios de almacenamiento en línea, más conocidos quizás como discos en la nube, es la posibilidad de compartir con otras personas documentos y otros elementos como imágenes, video y música de forma muy sencilla, lo que nos permite trabajar de forma colaborativa sin necesidad de recurrir al engorro del correo electrónico.

Sin embargo, no todos los servicios de este tipo ofrecen esta posibilidad. En este sentido, Google Drive lo ha implementado, y a nuestro entender es el servicio en que la característica de compartir documentos con otros usuarios se comporta de mejor manera, y además es la más sencilla y cómoda de utilizar. En este artículo encontraremos instrucciones y consejos para compartir archivos convirtiendo una carpeta privada normal en una carpeta compartida, lo que será de mucha utilidad para los usuarios novatos que recién dan sus primeros pasos en Google Drive.

Compartir carpetas en Google Drive

A partir de este punto, las instrucciones

Paso 1: Lo primero que tenemos que hacer es acceder a nuestra cuenta de Google Drive con nuestras credenciales.

Paso 2: Luego de iniciada sesión en el servicio, seleccionamos la carpeta que deseamos compartir con otros usuarios y pulsamos sobre ella con el botón derecho del ratón. A continuación, en el menú contextual que aparece, seleccionamos la opción “Compartir”.

Paso 3: En este punto, el sistema nos ofrecerá la posibilidad de compartir la carpeta seleccionada mediante un enlace que podemos enviar a través del correo electrónico, o mediante una invitación especial.

Compartir carpetas en Google Drive

Obtener vínculo para enviar por email

En el caso de que optemos por compartir la carpeta a través del enlace, lo único que tenemos que hacer es:

Paso 1: Tildamos la opción “Obtener vínculo para compartir”.

Paso 2: Luego de ello, seleccionamos los tipos de permisos, es decir quienes podrán ver o editar los documentos en esa carpeta. En este sentido, podremos permitir que cualquier persona que tenga el enlace vea o edite el contenido de la carpeta, sin necesidad de iniciar sesión o que lo hayamos invitado.

Paso 3: Para terminar, pulsamos sobre el botón “Listo”.

Compartir carpetas en Google Drive

Compartir mediante una carpeta compartida

En el caso de que deseemos compartir una carpeta específica de nuestro Drive, lo único que tenemos que hacer es invitar a las personas con las que queremos hacerlo introduciendo sus nombres o direcciones de correo electrónico, lo que les permitirá tener acceso a estos archivos almacenados en la carpeta.

Compartir carpetas en Google Drive

Como en el caso anterior, también podremos elegir los permisos que tendrán los usuarios que accedan a nuestros archivos, es decir consultarlos o editarlos o sólo consultarlos.

Cabe destacar que una vez que hayamos compartido el contenido de nuestras carpetas, cualquiera que tenga los permisos podrá acceder a los mismos a cualquier hora y en cualquier lugar, por lo tanto debemos ser cuidadosos al momento de implementar este sistema.