¿Cómo conectarse a una impresora de red?

En la actualidad, es bastante común encontrarse trabajando dentro de una red, dado el potencial y flexibilidad que brindan este tipo de implementaciones, tanto en el hogar como en la oficina.

Las redes son muy útiles para compartir recursos como espacio de almacenamiento y documentos, pero también son una herramienta fundamental para compartir hardware como scanners, impresoras y otros. Precisamente de esto trata este artículo, en donde podremos conocer toda la información para poder conectarse o compartir una impresora de red con todas las PC que la conforman.

Cómo conectarse a una impresora

Índice de Contenidos

    Comenzando

    Paso 1: Lo primero que tenemos que hacer es buscar una impresora que se encuentre compartida en nuestra red local, para ello, pulsamos sobre “Panel de control”, y luego sobre “Dispositivos e impresoras”, ubicado en el apartado “Hardware y sonido”.

    Paso 2: Una vez en esta ventana, pulsamos sobre el botón “Agregar una impresora”, lo que nos permitirá agregar todas las impresoras, tanto sean impresora de red, impresoras inalámbricas o impresoras vía Bluetooth.

    Cómo conectarse a una impresora

    Paso 3: En este punto, el sistema nos ofrecerá dos opciones: La primera de ellas es añadir una impresora local, es decir conectada a nuestra propia computadora, y la segunda opción contempla la búsqueda de impresoras de red. Obviamente, seleccionamos la segunda opción.

    Paso 4: A continuación el sistema comenzará con la búsqueda de cualquier impresora que se encuentre compartida en la red. Una vez finalizado la búsqueda, tendremos que realizar algunos pasos como la confirmación de la instalación de los controladores y configurar el dispositivo de impresión. Para saber si toda ha salido bien, cuando el sistema pregunte acerca de si queremos imprimir una página de prueba, contestamos afirmativamente.

    Cabe destacar que el proceso puede llegar a ser largo, siempre dependiendo del tamaño de la red y de la cantidad de computadoras y dispositivos conectadas a la misma, así que lo mejor será armarse de paciencia.

    Cómo conectarse a una impresora

    A pesar de ser un proceso totalmente automático, no está exento de error, sobre todo humanos. Si sabemos fehacientemente que la impresora a la cual queremos conectarnos existe y está en funcionamiento en la red, pero no aparece, tendremos que decirle al usuario que la tiene conectada a su computadora que la comparta, lo que se puede hacer siguiendo los próximos pasos.

    Compartir una impresora de red

    Paso 1: Lo primero que tenemos que hacer es pulsar sobre “Panel de control”, y luego sobre “Dispositivos e impresoras”, ubicado en el apartado “Hardware y sonido”. En la ventana que aparece, seleccionamos la impresora que se desea compartir y pulsamos con el botón derecho del ratón sobre la opción “Propiedades de impresora” en el menú desplegable que aparece.

    Cómo conectarse a una impresora

    Paso 2: En la ventana que aparece, pulsamos sobre la pestaña “Compartir”, y a continuación, tildamos la casilla de verificación “Compartir esta impresora”. Una vez hecho esto, no debemos olvidarnos de asignarle un nombre descriptivo a la impresora como “Láser color” o “Inkjet de Fulano”. Esto es importante para poder ubicarla luego de forma sencilla y rápida entre todas las impresoras que están conectadas a la red.

    Como compartir una impresora

    Hoy en día, con el uso cada vez más intensivo de Internet y con el abaratamiento del precio de las computadoras, sus componentes y los periféricos, es cada vez más común encontrar hogares donde se usan redes locales para las diferentes computadoras, o empresas pequeñas donde todos los empleados utilizan una computadora propia. Con esto aparece una nueva necesidad, el reparto de recursos de la red.

    En este sentido, uno de los periféricos que más necesitan compartir los usuarios, sean domésticos o de una oficina o empresa, es la impresora, ya que la mayoría no se puede permitir el lujo de tener tantas impresoras como computadoras posee, y además no sería un reparto de recursos demasiado inteligente. Es por ello que a partir de este punto, conoceremos todo acerca de cómo compartir una impresora.

    Por el hecho de ser un periférico que ocupa un espacio razonable y no es utilizada todo el tiempo, muchos no ven la necesidad de colocar una impresora para cada computadora, pero sí necesitan que distintas computadoras puedan utilizar la misma impresora. Ahora bien, ¿cómo hacer esto?

    Para ello existen tres modos diferentes, los cuales varían de acuerdo al tipo de impresora y su conexión.

    • Compartir una impresora a través de un divisor de impresora.
    • Compartir una impresora que esté conectada a una computadora en una red local para que todos los demás equipos que conforman la red puedan utilizarla.
    • Compartir a través de un “servidor de impresión”.

    A partir de este punto explicaremos cómo y cuándo utilizar cada método.

    Compartir una impresora con un divisor

    Un divisor de impresora es un dispositivo económico, y que funciona muy bien cuando se desea compartir una impresora entre 2 computadoras cercanas. Existen 2 tipos de divisores de impresoras: automático y manual. En el automático, como el propio nombre indica, el aparato “identifica” que una computadora está enviando algo para impresión y dedica la impresora a aquel que está imprimiendo, sin intervención del usuario. En el manual, es necesario que el usuario cambie la llave localizada en el aparato, para que una u otra computadora pueda utilizar la impresora.

    Como lo dijimos antes, es una solución bien simple y barata, su principal atractivo, donde el único costo es el precio del divisor, más el precio de los cables paralelos o cables USB utilizados para conectar las computadoras al aparato. Sin embargo, no resulta muy útil cuando las computadoras están un poco más distantes entre sí o cuando hubiera varias computadoras deseando compartir varias impresoras. Algunos de estos aparatos presentan, en el tiempo, algunos problemas de contacto, sobre todo aquellos dispositivos manuales.

    Cabe destacar que este método ya ha sido reemplazado por otros mucho más efectivos como conexión por Wi-FI, sin embargo todavía se lo puede encontrar en algunas instalaciones en donde reemplazar el sistema por completo para hacerlo más efectivo es demasiado caro.

    Compartir una impresora a través de una computadora conectada a una red local

    Este modo es uno de los más utilizados actualmente, pues en principio no añade costo alguno, siendo necesario sólo un conocimiento un poco mayor de informática, ya que todos los elementos necesarios para poder llevar a cabo este procedimiento son económicos o ya están provistos por la propia computadora, como la tarjeta de red por cable con conector RJ45 o inalámbrica.

    Imaginemos un escenario en donde la impresora que queremos conectar pertenece a la computadora A, la cual puede la red y por lo tanto a las demás computadoras. Esta computadora A posee control total sobre la impresora, pero es capaz de permitir que las demás computadoras la utilicen a través de su propia conexión.

    Para hacer esto, en la computadora A debemos ingresar a las propiedades de la impresora y selecciona la opción de “Compartir”. Esto le permitirá a los demás usuarios ver la impresora de la computadora A entre los dispositivos disponibles para imprimir. Para darnos cuenta que es una impresora compartida, Windows colocará un indicativo en el icono de la impresora, informando que este recurso está disponible para otros en la red.

    Es importante resaltar que el control final de la impresora, siempre lo tendrá la computadora A, por lo cual si ésta se encuentra apagada, no se tendrá posibilidad de acceder a su impresora. Por ello existen los servidores de impresión, de lo cual hablaremos más abajo.

    También debemos tener en cuenta que cargar con todos los procesos de impresión de las demás PC, causará un fuerte impacto en la performance de la computadora A. Este impacto será tanto mayor cuanto mayor sea la cantidad de archivos enviados para impresión, el tamaño de los archivos, fuentes utilizadas y cantidad de computadoras en la red.

    Así, a pesar de ser una solución que no necesita de ningún equipamiento adicional, consume los recursos de una de las computadoras y esto, dependiendo del trabajo que la impresora tuviera, puede volver inviable su utilización. Cabe destacar que este método puede ser extrapolada más allá de la red local, o sea, la red a la que la computadora está conectada puede ser un nodo mucho más grande como Internet.

    Compartir una impresora a través de un servidor de impresión o Print Server

    Existe también otro tipo de solución, más común en empresas, que es la utilización de servidores de impresión, también llamados “Print Server”, una tecnología simple y económica que nos permite compartir una impresora a bajo costo.

    Básicamente, este método sustituye la computadora de la solución anterior, donde la impresora estaba conectada, por un aparato que irá a actuar del mismo modo que la computadora, sin ninguna necesidad de intervención y sin impactar en la performance de ningún otro equipo.

    Con este método, la impresora pasa a tener una identidad propia en la red, es decir una dirección IP y permanece disponible para todos los usuarios de la red. Este dispositivo no es muy caro, y existen diversos modelos para todo tipo de impresoras, incluyendo USB, paralela, para red Ethernet, Fast Ethernet, impresoras Wi-Fi, y demás.

    En empresas más grandes, algunas veces son creados centros de impresión en el departamento. Así, con la utilización de un servidor de impresión se pone a disposición de los operarios diferentes tipos de impresora según las necesidades: impresora de gran volumen, láser a color y demás dispositivos de forma que el usuario, al desear imprimir, escoge aquella que mejor se adecue a sus necesidades. Aún en empresas más chicas, esta solución puede ser importante, principalmente si se posee una impresora especializada que es un poco más cara y que tiene que ser usada por más de un usuario, o aún para poder distribuir mejor el servicio sin impactar en la computadora de nadie.

    Por los costos actuales de un servidor de impresión, es bastante viable su utilización en cualquier lugar, incluso para el llamado Home Office. Como observación, hay que recordar que algunas impresoras ya poseen un servidor de impresión interno, es decir que las mismas ya vienen preparadas para que sean conectadas directamente a la red, ya que poseen un conector RJ45 o señal Wi-Fi para conexión directa a la red. En este sentido, también podemos contar con otra opción, que es la de adquirir un router de banda ancha que ya incorpore un servidor de impresión. Esta última es una excelente alternativa para la oficina en el hogar y la pequeña empresa.

    Deja una respuesta

    Subir

    Usamos cookies para darte una mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando, aceptas su uso. Más Información sobre nuestras Cookies