¿Qué es WWW?

WWW es un término que es utilizado para referirse a la World Wide Web, también conocida como Internet, la red de redes o simplemente la Web. Básicamente, la World Wide Web está compuesta de todos los sitios web que existen en el mundo y que están interconectados a través de ella.

Un poco más técnicamente hablando, la World Wide Web es la mayor red del mundo, y mediante la cual se pueden distribuir documentos como imágenes, escritos, video y audio, además de muchos otros tipos de información a todos aquellos dispositivos que se encuentren interconectados a ella, incluyendo computadoras, teléfonos móviles y otros con esa capacidad.

Para ello es necesario contar con un navegador web como Internet Explorer, Google Chrome o Firefox, los que nos van a permitir navegar por todo este contenido a través de los llamados “Hiperenlaces”, utilizados en todas las páginas y que básicamente es un acceso a esta información ubicada en otra parte del mundo.

Qué es www

Para lograr todo este impresionante flujo de datos que interconecta el planeta, la WWW hace uso de los llamados estándares web, sin los cuales todo este movimiento de información sería imposible. Los estándares básicos para que todo funcione correctamente son:

URI: Identificador de Recurso Uniforme, el cual básicamente es un sistema que permite referenciar recursos en la Web como páginas web y darles un valor único que impida confusiones en su ubicación.

HTTP: Protocolo de Transferencia de Hipertexto: Este estándar especifica cómo se comunican todos los elementos de software involucrados en la comunicación, es decir navegador y servidor.

HTML: Lenguaje de Marcado de Hipertexto, lenguaje usado para definir la estructura y el contenido de los documentos de hipertexto a los que accedemos a través de la web.

¿Cómo funciona la web?

El primer paso que se debe realizar para permitir el intercambio de datos entre una computadora y otra a través de Internet, consiste en traducir la URL en una dirección IP mediante la utilización de los servicios DNS. Esta dirección IP es necesaria para contactar con el servidor web y poder enviar los paquetes de datos necesarios.

Qué es www

A continuación, se deben enviar las peticiones HTTP al servidor Web solicitando los recursos necesarios para cargar la página en el navegador, es decir el texto HTML, imágenes y todos los demás elementos que conforman la página web que estamos visitando.

Una vez que el navegador recibe todos los datos y archivos desde el servidor web, se comienza inmediatamente con la renderización de la página tal cual se describe en los archivos HTML que la componen. Una vez que estos procedimientos están terminados, la página ya está lista para ser explorada.

Qué es www

Historia de WWW (Word Wide Web)

La Internet como la conocemos hoy en día es el fruto del desarrollo tecnológico de más de 50 años, y básicamente todo podría tener un origen tan simple como el de una idea en la cabeza de alguien, pero que en este caso fue tan importante que marcó el futuro de las generaciones por venir. La mayoría de nosotros seguramente pensamos que Internet es uno de los mejores inventos tecnológicos que le puede haber ideado la Humanidad en muchos años, debido fundamentalmente a la capacidad que ofrece para que sus usuarios compartan y cooperen en tareas comunes, como por ejemplo la investigación científica y otros ámbitos.

Sin embargo otros sostienen que Internet es una especie de maldición que empobrecerá la mente y la cordura de la población hasta alcanzar niveles en que sujetos de todo el mundo puedan ser fácilmente esclavizados y utilizados con fines inciertos por oscuras corporaciones. Pienses lo que pienses, Internet está allí, lista para que obtengamos lo que queremos de ella.

Volviendo al tema de las ideas que se le ocurren a las personas, el origen de Internet podría trazarse hasta el cerebro de Vannevar Bush, ingeniero y científico estadounidense quien en 1945 era Director de la Office of Scientific Research and Development u Oficina de Desarrollo e Investigación Científica por su traducción al español. Por aquellos días el Doctor Bush, además de estar ocupado por su otro trabajo, el Proyecto Manhattan, envuelto en la creación de la bomba atómica que poco después arrasaría Nagasaki e Hiroshima, también pensaba en un dispositivo que pudiera almacenar y ordenar toda la enorme cantidad de información que ya se manejaban en aquellos tiempos, y plasmo sus pensamientos en un artículo ya histórico: “As We May Think”

En este artículo, publicado en el Atlantic Monthly, describió un aparato que era capaz de almacenar la memoria de un individuo en microfilmes para que pudiera consultarlos más adelante en formas más serena, pero además, y lo más importante de todo, es que estas memorias podían enlazarse entre ellas para crear vínculos ordenados, y de esta manera poder referenciar a otros microfilmes relacionados con la información que estaba siendo visualizada. Este aparato tenía por nombre “Memex”, y podría considerarse como una de las semillas del nacimiento de la red de redes.

Otro punto histórico que podría considerarse como fundamental para el desarrollo de la WWW no ocurrió hasta algunos años después, cuando Douglas Engelbart, investigador del Stanford Research Institute, desarrolló un sistema informático llamado “NLS (oNLine System)”, el cual permitirá almacenar y catalogar publicaciones, y que incluía la posibilidad de incorporar índices y demás elementos que permitían mejorar la búsqueda de información en ellos, a través de reglas definidas para ello.

Este sistema informático, creado a principios de la década de 1960, incluía diversos periféricos como teclado, pantalla, ratón e impresora para volcar las búsquedas, pero además contaba con la posibilidad de realizar teleconferencias y usar el incipiente correo electrónico, visualización de documentos en modo multiventana y muchas otras características.

Ya a partir de mediados de la década de 1960, más precisamente en el año 1965, se comenzó a usar el término “hipertexto”, el cual fue acuñado en un artículo llamado “A File Structure for the Complex, the Changing, and the Indeterminate” escrito por Ted Nelson, que se dio a conocer en la conferencia anual de la Association of Computer Machinery (ACM). Este término, hipertexto, hacía referencia a un sistema de interconexión de datos entre documentos electrónicos.

Sin embargo, no fue hasta 1989 que la World Wide Web apareció en nuestras vidas. Ese año, Tim Berners-Lee, investigador del CERN, creo un sistema de hipertexto diseñado específicamente para compartir información, como primer paso, entre los científicos del CERN. Si bien Tim Berners-Lee estuvo trabajando con diferentes formas de hipertexto desde 1980, como por ejemplo con su Enquire, un software desarrollado para almacenar datos y enlazarse entre ellos,  tuvo que pasar casi una década hasta que junto a Robert Cailliau comenzaran a trabajar en el nuevo sistema de hipertexto.

Esto dio como resultado el primer navegador web de la historia, el WorldWide Web, aparecido a fines del año 1990. También allí nacieron el HTML (HyperText Mark-up Language) y el HTTP (Hypertext Transfer Protocol), entre muchas otras tecnologías. El primer servidor del mundo, la computadora que usaba Tim Berners-Lee, fue una NeXTcube, y fue puesto en línea el 6 de agosto de 1991.

Luego surgirían otras tecnologías, software y equipos relacionados con la World Wide Web, sin embargo, el paso quizás más significativo fue cuando el CERN declaró a la WWW como una  tecnología de acceso gratuito, por lo cual se extendió rápidamente entre todo tipo de escenarios. De los 50 servidores que existían en 1993, pasaron a ser 650.000 en el año 1997, y en la actualidad se estima en 4,300 millones la cantidad de usuarios de la WWW, casi 2 millones de sitios web y 150 millones de nombres de dominio, cifras que hablan de un crecimiento más que importante dada la poca edad de la World Wide Web.

La importancia que ha tomado la World Wide Web en el mundo a partir de las últimas décadas del siglo XX y lo que recién transitamos del siglo XXI ha modificado por completo la forma en que la humanidad se comunica, hace negocios sin moverse de la oficina y hasta incluso vive. No es para nada exagerado asegurar que la World Wide Web e Internet se han convertido en la revolución de nuestros días, cambiándolo todo desde la forma en que absorbemos conocimientos hasta como nos comportamos en sociedad.

Conceptos de la WWW

Como pudimos ver más arriba en este mismo artículo, el concepto de lo que implica la World Wide Web es bastante anterior a La Nube, YouTube, Spotify y cualquiera de los servicios que disfrutamos diariamente a través de Internet. Incluso podría rastrearse mucho más atrás en el tiempo, hasta la época medieval y sus manuscritos.

Sin embargo, el hecho de poder utilizar dichos servicios para prácticamente todo lo que hacemos en nuestra vida diaria es gracias a que la World Wide Web es mucho más rápida, global y mucho más sencilla de usar para investigar cualquier cosa que nos preguntemos. En esto por supuesto tiene muchísimo que ver los cambios y avances tecnológicos que se han sucedido a lo largo de las últimas décadas.

Sabemos que las iniciales WWW corresponden a la expresión “World Wide Web”, el cual es un método de comunicación basado en documentos de hipertexto entrelazados mediante “Hiperenlace”, también llamado “Vínculo” o llanamente “Enlace”.

Para acceder a todo esta información entrelazada, necesitamos de apenas un par de cosas: Por supuesto una conexión a Internet y un navegador web, software mediante el cual el usuario puede visitar los sitios que “están en Internet” y navegar entre la información que contienen como fotografías, mapas, videos, texto y cualquier otro contenido multimedia que contengan, o hasta incluso saltar a otro sitio web completamente distinto desde la misma página.

Básicamente, la World Wide Web comienza su funcionamiento cuando el usuario ejecuta su navegador e ingresa una dirección URL, sea escribiéndola, desde los favoritos o desde un enlace. En este punto el navegador web empieza su trabajo enviando una serie de peticiones de datos, tras lo cual accede al sitio y luego la visualiza en la pantalla del dispositivo.

La primera estación en este camino es transformado el nombre del servidor de la URL en una dirección IP, utilizando para ello lo que se conoce como base de datos DNS o Domain Name Server, por su nombre en inglés. Cabe destacar que la dirección IP es la que permite contactar al servidor web y hacer la transferencia de los datos entre los dispositivos implicados en el proceso.

Seguido al paso anterior, se envía una solicitud HTTP al servidor con el propósito de poder  acceder al recurso. En este punto, en primera instancia se solicita el texto HTML para ser analizado por el navegador web, el cual en base a estos cruces de datos realizará otras peticiones que se corresponden al resto de los elementos de la página a la cual queremos acceder, como por ejemplo videos, imágenes y demás.

En esto básicamente consiste Internet, a la vez tan simple y complicado.

¿Qué es una dirección IP?

Cuando nos conectamos a Internet, cada dispositivo que usamos para ello, sea una computadora, un teléfono inteligente, una tablet, o cualquier otro dispositivo electrónico,  cuentan con una dirección IP, un número identificatorio que les permite diferenciarse de los otros cientos de millones de aparatos que también navegan la red de redes en ese momento.

Pero además de ello, esta IP permite que el dispositivo puede ser identificado sin posibilidad de equivocaciones en una red, lo que le permite al usuario usar Internet desde su dispositivo sin miedo a recibir o enviar información a quien no corresponda.

El tema es más complicado, pero si quieres saber más al respecto, te recomendamos la lectura del artículo sobre direcciones IP que podrás encontrar pulsando sobre este enlace.

¿Qué son los servicios DNS?

Básicamente, el llamado “Sistema de Nombres de Dominio”, DNS o “Domain Name Server” por sus siglas en inglés, es un sistema de nomenclatura jerárquico que se responsable de la gestión del espacio de nombres de dominio o “Domain Name Space”.

Este servicio de Internet tiene como principal tarea traducir los nombres de los dominios, es decir las direcciones amigables como por ejemplo “misitio.com”, a direcciones numéricas, como por ejemplo “123.456.7.89”, mucho más difíciles de recordar por parte de los usuarios. Cabe destacar que también lo hace de manera contraria, es decir dirección numérica a dirección amigable.

El servicio DNS es vital para Internet, ya que sin el mismo no se podría iniciar ningún sitio sin conocer cuál es su dirección numérica. Para que ello funcione, el servicio depende de una red mundial de servidores DNS.

Si quieres saber más acerca de los servidores DNS y como se relacionan con nuestra navegación en Internet, entre otros trucos útiles, te recomendamos la lectura de este artículo pulsando sobre este enlace.

¿Qué es un Navegador web?

Podría definirse al navegador web como nuestro vehículo de acceso a Internet. Básicamente el navegador web, explorador o browser, nombres con los cuales también se le conoce, es una aplicación que le permite al usuario acceder y visualizar los contenidos almacenados en las páginas web y hacer uso de los múltiples servicios que se ofrecen en Internet, como por ejemplo, el almacenamiento en línea.

La tarea principal que tiene el navegador una vez que accede a la página que queremos visitar es interpretar el código en que se encuentra escrita, el cual generalmente es HTML, el más popular lenguaje de programación de páginas web. Luego lo presenta en pantalla para que el usuario use su contenido.

Si quieres saber más acerca de los navegadores web, su tecnología y cuáles son los principales en el mercado, no dudes en leer el artículo que se encuentra pulsando en este enlace.

¿Qué es HTML?

En el mundo son millones los usuarios que se sientan frente a sus computadoras y acceden a Internet en busca de sus páginas favoritas. Pero pocos saben que detrás de ellas existe un refinado lenguaje de programación que les permite disfrutarla de la manera en que están acostumbrados.

Este lenguaje de programación es HTML, del inglés “HyperText Markup Language”, o por su significado en español, “Lenguaje de Marcas de Hipertexto”. Básicamente, el HTML es el lenguaje más utilizado y por lo tanto más popular para el desarrollo de páginas web de Internet.

El lenguaje HTML es utilizado en las páginas web para definir como debe estar dispuesto el contenido de las mismas, es decir qué lugar ocuparán en la página las imágenes, el texto, los títulos y los restantes elementos que la componen.

El lenguaje HTML y sus alcances son materias muy interesantes, y es por ello que te invitamos a leer el contenido del artículo disponible sobre este tema pulsando en este enlace.

Conclusión

Desde que fuera desarrollada y puesta en servicio por Berners Lee a principios de los ´90, y su explosión a mediados de la misma década, Internet no ha cesado de crecer, y las ventajas y características que ofrece al usuario que la utiliza le permiten una flexibilidad nunca antes vista.

Esto es posible gracias a su importantísima expansión, lo que ha favorecido el crecimiento de cientos de miles de empresas dedicadas por entero a ofrecer servicios a los usuarios, los que van desde el almacenamiento en línea hasta aplicaciones que podemos usar a través del navegador, sin contar, por supuesto, con el impresionante flujo de información que allí podemos encontrar.

Deja un comentario