Definición de hardware




Si bien las computadoras nacieron con el propósito de procesar información para uso militar y de investigación mediante cálculos en la cuarta década del siglo XX, e incluso se puede rastrear su historia hasta fechas tan lejanas como el 2700 a. C, lo cierto es que estos dispositivos electrónicos, también llamados PC, tal como las conocemos son un desarrollo de finales de la década de 1970 y principios de los 80, cuando se presentaron al mundo la Apple II y la IBM PC, hitos que marcaron para siempre la cultura popular y la forma de hacer las cosas.

Desde aquel entonces, la computadora ha pasado de realizar cálculos científicos en esterilizados ámbitos de investigación a estar presente en variadas formas en hogares, comercios, oficinas, industrias y empresas, cumpliendo con una abanico impresionante de funciones, que van desde comunicarnos con otras personas en cualquier lugar del mundo en forma gratis, jugar videojuegos a ver películas, o escuchar música, sin olvidarnos de por supuesto trabajar con ellas. Es más, la jornada laboral no sería lo mismo si no contáramos con esta maravilla de la tecnología.

A pesar de que lo más seguro sea que utilicemos una computadora gran parte de nuestro tiempo, aun cuando descansamos en casa, es bastante probable que no conozcamos exactamente cómo funciona, o los elementos que la conforman. Si es el caso, y sentimos la curiosidad por acercarnos un poco más a este fascinante mundo, te invitamos a leer el post completo, ya que ofrece gran cantidad de información muy útil para entender un poco mejor a nuestra PC, y que hasta incluso nos puede servir para solucionar algún problema que tengamos con ella.

Definición de hardware

Antes de comenzar a explicar qué es el hardware, lo primero que tenemos que saber es que una computadora consta de dos partes, que no pueden funcionar sin su correspondiente contraparte. Estos son el hardware y el software. Esto significa que el hardware sin el software no puede hacer ningún cálculo ni prestar servicios, y el software sin una computadora en donde instalarlo, es completamente inútil.

Teniendo esto en mente, el hardware no es otra cosa que todos los componentes físicos, es decir tangibles, que conforman la computadora. Es decir que deben ser considerados como hardware tanto el motherboard como las placas de red, audio, video, memoria RAM, disipadores, procesador, fuente de alimentación, los conectores, los cables, los tornillos, el propio gabinete y todo lo demás que se encuentre dentro de la computadora.

También debe ser considerado como hardware todos los periféricos que se conectan a ella como impresora, teclado, mouse, monitor, discos externos, pendrives, tabletas digitalizadoras y demás dispositivos de entrada y salida de datos.

Para qué sirve el hardware

Básicamente el hardware es el encargado de llevar a cabo las instrucciones que le dictan tanto el usuario como el resto del hardware que conforma la computadora, interrelacionándose entre sí cuando es necesario para conseguir el objetivo.

Una computadora recibe constantemente información y órdenes desde los distintos componentes como placas de red, audio, video, módems, teclados, pantallas táctiles, unidades de almacenamiento y demás. Sin embargo, el principal solicitante siempre es el usuario de la computadora, quien está constantemente pidiendo que el sistema realice las distintas tareas que necesita.

Todo este flujo de información debe ser procesado por los componentes de la computadora para que se conviertan en una orden, por ejemplo imprimir, pulsar una tecla del teclado o mover el puntero del ratón en la pantalla. Entonces podría decirse que el hardware, tanto el interno como el hardware externo,  es el elemento que nos permite que las órdenes que le dictamos a la PC se hagan realidad.

Un ejemplo de esto sería por ejemplo cuando grabamos una nota de audio. El micrófono capta la señal y la envía a la placa de sonido, la cual está relacionada en ese momento con el procesador, la memoria RAM y el software de grabación, el cual también está relacionado con el disco duro, el sistema operativo y todos los demás procesos implicados en la grabación de una simple nota de audio. Como podemos ver, es un proceso extremadamente complejo. Imaginemos ahora que todo sumado a las demás tareas que está llevando a cabo la computadora en forma simultánea. Verdaderamente imposible de seguir.

Es por ello que el hardware que se seleccionemos para nuestra computadora debe ser lo mejor que podamos comprar con nuestro presupuesto, sin olvidarnos de dos componentes de hardware que deben ser lo más poderosos posibles: La memoria RAM y el procesador.

Elementos del hardware

Sabemos ahora que una computadora se divide en dos partes: Hardware y software. Sin embargo, el hardware también debe ser divido en dos partes: El llamado “Hardware básico” y el “Hardware complementario”.

El hardware básico son todos aquellos componentes imprescindibles para el funcionamiento de la PC, es decir que la computadora no cumpliría con ninguna función o simplemente no podríamos usarla sin que estuvieran presentes. Estos son la motherboard con su respectiva placa de video, RAM y procesador, el monitor, el teclado y el mouse, la fuente de alimentación y el disco duro.

Por otra parte, el hardware complementario es todo aquel componente de hardware externo o interno que no es esencial para el normal funcionamiento de una computadora, pero sin los cuales la PC no ofrecería las mismas ventajas si no los tuviéramos instalados. Ejemplos de este tipo de hardware complementario son la placa de red, sea Wi-Fi o Ethernet, las lectoras de CD, placas del tipo USB, lectoras de tarjetas de memoria y demás. En este apartado también se incluyen dispositivos como proyectores, impresoras, cámaras, joysticks, pendrives y otros.

Diferencias entre los elementos de hardware

Dentro del hardware, además de la mencionada diferencia entre hardware básico y hardware complementario, también existe una marcada diferencia entre los diferentes componentes o hardware de la PC de acuerdo a la tarea que cumplen en el equipo. Algunos de estos componentes se pueden clasificar en grupos, sin embargo otros son únicos ya que cumplen con una función específica.

Un ejemplo de hardware que no entra en ninguna categoría es el llamado Chipset, el cual básicamente es un conjunto de integrados que controlan el flujo de información entre el procesador de la computadora y los demás componentes de hardware que integran la PC.

Otro hardware que no tiene categoría propia es el procesador, también llamado CPU, del inglés “Central Process Unit” o Unidad Central de Proceso. Este componente electrónico, más precisamente un integrado, es el dispositivo sobre el que recae toda la carga de mantener la computadora prestando servicios, ya que además de ser el hardware encargado de interpretar y ejecutar las instrucciones dadas por el sistema operativo, es también el componente que administra y ejecuta todas las peticiones realizadas por los usuarios a través del uso de las aplicaciones.

Para finalizar con los elementos de hardware que no tienen categoría propia, nos encontramos con la memoria RAM. La Memoria RAM, del inglés “Random Access Memory” o Memoria de Acceso Aleatorio, es el componente físico en donde son almacenadas las instrucciones y datos que el procesador de la computadora está gestionando en ese momento.

La memoria RAM permite que la ejecución de las aplicaciones sea mucho más rápida, lo que evidentemente repercutirá en la performance final del equipo, debido a que los datos e instrucciones de dichas aplicaciones en ejecución se almacenan en este espacio, en donde es mucho más veloz que recuperarlas del disco duro, aunque sea del tipo SSD.

La primera categoría de elementos de hardware que mencionaremos reúne tanto hardware básico como hardware complementario, y son las llamadas “Unidades de almacenamiento”. Esta categoría de hardware agrupa a todos aquellos dispositivos diseñados para el almacenamiento de los datos del sistema o los datos y documentos del usuario, es decir, la ubicación física en donde se instala el sistema operativo o las aplicaciones o se almacenan las fotos, videos y demás documentos del usuario.

Esta categoría de elementos de hardware incluye a los discos rígidos, las unidades lectoras de CD, DVD o Blu Ray, pendrives, tarjetas de memoria o discos externos extraíbles, entre otros.

Luego de la categoría de elementos de hardware de almacenamiento, nos encontramos con la categoría de “Dispositivos de Entrada”, los cuales básicamente permiten el ingreso de datos a la computadora con el fin de procesarlos y convertirlos en una orden. Entre los dispositivos de entrada más comunes podemos mencionar a los teclados, ratones, lectores de huellas dactilares, lectores de códigos de barras, escáneres, joysticks, micrófonos y demás.

También existe una categoría de dispositivos similar a la anterior, pero que en este caso permite que el usuario pueda visualizar los resultados de las operaciones que realiza con la computadora. Esta categoría es llamada “Dispositivos de Salida”, y cuyos mejores ejemplos son el monitor, la impresora, los parlantes, auriculares Bluetooth y proyectores, entre muchos otros dispositivos.

Para finalizar, existe otra categoría de elementos de hardware, llamada “Dispositivos mixtos”, la cual, como su nombre lo indica, son capaces de enviar y recibir información.

Esta categoría de hardware está compuesta básicamente por dispositivos como módems, placas de red Wi-Fi o Ethernet, puertos de comunicaciones bidireccionales y otros.